Navojoa, de la esperanza a los años de la peste y otras abyecciones

En Navojoa, hay inestabilidad y repudio social, como nunca antes, los señalamientos de presunta corrupción, nepotismo y abuso del poder revelan abyecciones.

440

Navojoa, Sonora (El Diario de Navojoa).- Al iniciar el año, en Navojoa parecen interminables las quejas ciudadanas y se anhela que acaben los años de la peste y el desorden en el ayuntamiento.

En la antes llamada Perla del Mayo, muy pronto se pasó de la esperanza al desencanto.

Luego del inesperado triunfo de Rosario Quintero en 2018, se revelaron otras abyecciones.

La infraestructura municipal, empezó a decaer luego de que arrancara el primer gobierno de la 4T y empezó a detonar una crisis, la más grave de todas.

La peste de dos años de ocurrencias

Navojoa, luego de más de dos años de un gobierno municipal ausente, que se ha caracterizado por los escándalos, vive una crisis que va más allá del colapso de drenajes.

En Navojoa se vive una lacerante ausencia de autoridad que contradice los principios que alienta Andrés Manuel López Obrador.

Resulta imposible concebir que en pleno siglo 21 todavía persistan hechos que vulneran los derechos ciudadanos.

No se comprende que por intereses políticos se permita el abuso y la omisión desde la supuesta autoridad.

Navojoa vive una crisis que va más allá de calles en mal estado o de los arroyos de aguas malolientes.

Hoy a más de dos años de que surgiera la esperanza, los navojoenses se dan cuenta que están peor que antes, todo fue un engaño.

Estamos peor que antes, dicen los navojoenses

Es cierto, en esta ciudad del sur de Sonora, el déficit en los servicios públicos ha sido alto sin embargo, la omisión ha marcado al ayuntamiento que encabeza Rosario Quintero.

El gobierno municipal es una caricatura que se vendió envuelto en la esperanza y que desde el inicio fue marcado por la decepción.

En Navojoa, hay inestabilidad y repudio social, como nunca antes, los señalamientos de presunta corrupción, nepotismo y abuso del poder revelan las abyecciones.

No se trata únicamente de fugas de agua potable o colapso de la red de drenaje sanitario, esta ciudad es la proyección de quienes con vileza y servilismo destruyen.

Las imágenes dicen más que mil palabras, Navojoa se hunde durante los años de la peste y nadie ha hecho nada, hay decepción y desencanto.

En Navojoa, se deja de lado a los ciudadanos con el afán de tener poder, esta ciudad es el más puro ejemplo de que hay otras abyecciones. (APCA/El Diario de Navojoa).

Te puede interesar: Llama regidora de Navojoa a defender la unidad en Masiaca