Sismos de septiembre destruyeron 55 mil viviendas: Sedatu

Rosario Robles Berlanga aclaró que la Sedatu no maneja un solo centavo de los recursos que se entregan a los damnificados, ya que eso se lleva a cabo directamente a través del banco. También se refirió a la transparencia de este proceso, que se lleva a cabo a través de un folio de los beneficiarios, con la participación de los tres niveles de gobierno

Ciudad de México (El Diario de Navojoa).- Los sismos que se registraron el pasado mes de septiembre provocaron daños totales en 55 mil viviendas y daños parciales en 184 mil, en varios estados, afirmó la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga.

Esas cifras la arrojaron los diversos censos que se realizaron casa por casa, junto con autoridades estatales y municipales, indicó al comparecer ante Comisiones Unidas de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, de Reforma Agraria, de Desarrollo Metropolitano, y de Vivienda, en el marco de la glosa del V Informe de Gobierno del Ejecutivo federal.

Después de realizar los censos, inició la demolición y recolección de escombros en las entidades afectadas. “Llevamos más de dos millones de toneladas de escombros y miles de casas demolidas, que es el equivalente a llenar con piedra varias veces el Estadio Azteca”, agregó.

A pregunta expresa de la presidenta de la Comisión de Vivienda, diputada Carolina Viggiano Austria (PRI), Robles Berlanga señaló que en el caso del estado de Oaxaca ya se está concluyendo la entrega de las tarjetas bancarias con los apoyos económicos para los damnificados.

En Chiapas prácticamente concluyó ese proceso y la gente está construyendo sus nuevas viviendas; la semana pasada inició la entrega de las tarjetas en Morelos, ayer jueves comenzó en el Estado de México, mañana sábado inicia en Puebla y la próxima semana en Guerrero, Veracruz y la Ciudad de México.

“Estamos en este proceso de entrega de las tarjetas que se acompaña de una asistencia técnica”, para construir bajo nuevas reglas por la existencia de zonas sísmicas, apuntó la titular de Sedatu.

“Estamos acompañando a los municipios para que haya nuevas reglas de construcción y se atienda la realidad, son zonas sísmicas y se tiene que construir de manera diferente”, añadió.

Sostuvo que “estamos frente a un reto gigantesco”, porque a la construcción de casas previstas en los programas formales de vivienda en las entidades afectadas, ahora se suman las que se destruyeron por los sismos.

Precisó que en Oaxaca las viviendas que se construían cada año, en promedio, eran mil 174 y ahora van a tener que ser 25 mil 635; en Chiapas eran mil 800 y ahora será 10 mil 511; en Morelos eran mil 379 y ahora se construirán cinco mil 963; en Guerrero eran mil 51 y ahora serán dos mil 485; en Puebla eran cinco mil y ahora serán cinco mil 538.

La funcionaria federal aclaró que la Sedatu no maneja un solo centavo de los recursos que se entregan a los damnificados, ya que eso se lleva a cabo directamente a través del banco.

También se refirió a la transparencia de este proceso, que se lleva a cabo a través de un folio de los beneficiarios, con la participación de los tres niveles de gobierno, y que de la entrega de recursos se da cuenta puntual en una página de Internet del gobierno de la República.