Segunda ronda de negociación del TLCAN, crucial para llegar a acuerdos

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón dijo que como en toda negociación, es importante solucionar los problemas de los socios, pero también obtener a cambio otros beneficios para México, como políticas públicas que incentiven las inversiones y con ello buscar los empleos que hacen falta en ambos países.

0
42

Ciudad de México.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, dijo que se debe contemplar la posibilidad de que Estados Unidos abandone el Trtado de Libre Comercio de América del Norte y construir escenarios en ese sentido.

Explicó que de todo lo que México exporta, Estados Unidos representa tan solo un 37 por ciento, por lo que si ese país llega a salir significaría un impacto de 4.0 por ciento en promedio de impuestos que se deberían pagar para enviarles mercancías.

En entrevista televisiva con Carlos Loret de Mola, señaló que un plan B sería diversificarse, aprovechar a los 45 países con los que se tiene libre comercio, así como impulsar las exportaciones, a fin de bajar costos en las empresas y absorber ese posible impuesto.

Asimismo, dicho plan debe asegurar las inversiones y darles certeza jurídica en México, contemplar una alianza con Sudamérica para comprar los granos que el país requiere, invertir en puertos e incentivar a las pequeñas y medianas empresas para que se vuelvan internacionales.

“Probablemente habría una vulnerabilidad los primeros días (en caso de que Estados Unidos abandone el TLCAN), pero es importante decir que hay opciones, también hay que buscar mecanismos de atracción de inversiones europeas y asiáticas”, quienes consideran a México un país clave para sus inversiones.

De tal forma, añadió que en tres meses tendría que estar listo este plan, algunas inversiones en puertos tendrían que planearse con más tiempo, pero en ese tiempo las medidas de recuperación y reorientación de México tendrían que estar listas.

Añadió que sin embargo “hoy tenemos a sus negociadores aquí, con siete u ocho mesas en temas que son importantes, desde aduanas, comercio, compras de gobierno y temas de agricultura, una gama interesante de agenda para estos cinco días”.

Así, los empresarios estadounidenses buscan ir por el libre comercio entre los tres países miembros, y también les preocupa la posición de su presidente, por lo que esta segunda ronda es crucial ya que si se avanza en la agenda se pueden llegar a algunos acuerdos.

“Sus negociadores tienen trato directo con nuestros propios negociadores, ellos tienen la disponibilidad de negociar y puesto que están en México, eso quiere decir que hay la voluntad de avanzar, los empresarios estamos convencidos de tener un acuerdo culminado a fin de año”.

Como en toda negociación, añadió, es importante solucionar los problemas de los socios, pero también obtener a cambio otros beneficios para México, como políticas públicas que incentiven las inversiones y con ello buscar los empleos que hacen falta en ambos países.

Juan Pablo Castañón apuntó que la segunda ronda de negociaciones, que comienza hoy en México, será a puerta cerrada en diversos salones específicos para cada tema, mientras que los empresarios estarán en salas espejo, donde si son llamados para revisar algún punto será que se está avanzando en los acuerdos.(Con información de NOTIMEX)