Restringe recursos la SHCP para caminos en zonas marginadas

La senadora, Andrea García García consideró que al limitar en buena parte del acceso a zonas con niveles de marginación, se restringen derechos como la alimentación, la salud, la educación, la vivienda, el vestido y algunos servicios. “Esto contraviene la Constitución, así como el enfoque de pobreza multidimensional que la actual administración implementó, en el cual, a través de indicadores como grado de accesibilidad a carretera pavimentada, se miden los grados de marginación existentes en la sociedad mexicana”, precisó.

Ciudad de México (El Diario de Navojoa).- La senadora panista Andrea García García presentó una iniciativa para reformar la Ley de Coordinación Fiscal en su artículo 33, con el fin de crear un nuevo rubro de gasto complementario, en el que se aumente en un 30 por ciento lo que se puede erogar en caminos rurales e infraestructura carretera pavimentada.

En su propuesta, enlistada en la sesión del Senado de este jueves, indicó que actualmente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) limita a un 15 por ciento del total de lo que se puede erogar para este rubro.

“Lo anterior muestra una evidente discordancia con la Ley General de Desarrollo Social, al estar establecido en su artículo 19 fracción IX, a los caminos y otras vías de comunicación como rubros de atención prioritaria y de interés público, por lo que la Ley de Coordinación Fiscal no atiende esta importante necesidad detonadora del Desarrollo Social”, señaló.

La legisladora por Tamaulipas consideró que al limitar en buena parte del acceso a zonas con niveles de marginación, se restringen derechos como la alimentación, la salud, la educación, la vivienda, el vestido y algunos servicios.

“Esto contraviene la Constitución, así como el enfoque de pobreza multidimensional que la actual administración implementó, en el cual, a través de indicadores como grado de accesibilidad a carretera pavimentada, se miden los grados de marginación existentes en la sociedad mexicana”, precisó.

García García apuntó que los municipios no cuentan con los recursos suficientes para llevar a cabo obras de caminos rurales e infraestructura carretera.

Resaltó que de los ingresos ordinarios que perciben los municipios, solamente el 14 por ciento son propios, mientras que el 35 por ciento son participaciones federales y el 28 por ciento proviene de aportaciones federales, en tanto que el 23 por ciento restante son ingresos considerados como transferencias a los ayuntamientos, para bienes determinados previamente.

“Esto nos remonta a la realidad que impera en México, en torno a la marginación que existe en comunidades a causa de un mal o nulo acceso a caminos”, expuso. De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población, la condición geográfica de las localidades menores a 2 mil 500 habitantes en México, cerca de 1.6 millones de mexicanos viven en condiciones de muy alta marginación, enfatizó.

Agregó que en el censo Infraestructura y Características Socioeconómicas de las Localidades con menos de 5 mil habitantes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de las localidades catalogadas con muy alto grado de marginación, solamente el 8.7 por ciento cuenta con carretera conexa pavimentada, mientras que en las catalogadas con alto nivel de marginación el porcentaje aumenta a 33.8.

“De lo anterior, se concluye que la relación entre acceso a vialidades pavimentadas es un factor determinante en el desarrollo social, económico y cultural; todas las personas tenemos derecho a continuar fortaleciendo los mecanismos de promoción del desarrollo social, económico y cultural de nuestro país, de ahí la importancia de la reforma que se propone”, concluyó.