Renuncia embajador de Venezuela en la ONU

El ex embajador venezolano divulgó su decisión en medio de un escándalo por las investigaciones ordenadas por Maduro sobre hechos de corrupción en PDVSA, que hasta ahora ha llevado a la detención de sus expresidentes Eulogio Del Pino y Nelson Martínez, relacionados con el círculo de poder dejado por Ramírez en la industria petrolera.

Caracas, Venezuela.- El embajador de Venezuela en Naciones Unidas, Rafael Ramírez, informó hoy que renunció a su cargo a pedido del presidente Nicolás Maduro, luego de ser blanco de acusaciones al develarse un esquema de corrupción en la industria petrolera, la cual dirigió durante 10 años.

Ramírez, quien dirigió la industria petrolera entre 2004 y 2014, estaba al frente de la embajada en Nueva York desde 2015 y recientemente Maduro lanzó acusaciones en su contra ante el presunto intento del diplomático de hablar contra el gobierno.

Dirigentes de la oposición dijeron que Ramírez era perseguido por el gobierno por haber sugerido en una reunión su intención de buscar la candidatura presidencial por el chavismo, algo ya resuelto con el anuncio de Maduro de que irá a una reelección en las presidenciales de 2018.

En su cuenta de la red social Twitter, Ramírez dijo que fue removido a pedido del presidente por sus “opiniones” y prometió mantenerse “leal” al fallecido comandante Hugo Chávez.

Publicó la comunicación de renuncia que dirigió el canciller Jorge Arreaza, fechada el 4 de septiembre pasado, indicando que su decisión responde a acuerdos alcanzados para cesar sus funciones.

Se desconoce el destino del exembajador, de quien algunos alertaron que si regresa a Venezuela será arrestado por la policía, en medio de la cruzada que lanzó Maduro contra la corrupción en Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Ramírez dijo en la carta que en lo personal fue una decisión “muy difícil”, especialmente en medio de una crisis política-económica, en la que el “frente internacional ha adquirido una relevancia extraordinaria”.

“No obstante, ante la decisión del presidente no he tenido otra opción. Quedo a disposición de mi país y de la revolución, siempre estaré al lado del pueblo”, señaló.

Dijo haber acompañado hasta sus últimos días,  al comandante Chávez en todas las batallas de la revolución, por lo que ahora “no concibo otro curso de actuación distinto al que me mantenga al lado de la revolución bolivariana y de los más altos intereses de nuestro pueblo”.

“No quisiera imaginarme que ahora arreciarán los ataques y los vilipendios por expresar mis opiniones y fijar una posición de alerta en defensa de la revolución y el país, como ya han hecho algunas voces ofensivas y arteras… No voy a permitir que me ofendan. Al agredirme en lo personal, afectando la unidad de las fuerzas revolucionarias y el legados del comandante Chávez”, alegó.

Ramírez divulgó su decisión en medio de un escándalo por las investigaciones ordenadas por Maduro sobre hechos de corrupción en PDVSA, que hasta ahora ha llevado a la detención de sus expresidentes Eulogio Del Pino y Nelson Martínez, relacionados con el círculo de poder dejado por Ramírez en la industria petrolera.

Poco antes, en un debate de la Asamblea Nacional (Congreso), los diputados de la mayoría opositora recordaron que Ramírez fue objeto de investigaciones por sus manejos en PDVSA, los cuales fueron obstaculizadas tanto por el gobierno como el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El diputado opositor Julio Montoya aseguró que la persecución contra Ramírez se debe a que reveló que aspira a la candidatura presidencial por el chavismo, a fin de retar el liderazgo de Maduro.

Ramírez fue vicepresidente del área económica, desde la cual planteó en 2014 la búsqueda de un tipo de cambio única dentro del control cambiario y liberar la economía.(Con información de NOTIMEX)