Rajoy se desmarcó de las finanzas del PP en declaración por corrupción

0
40

San Fernando de Henares, España.- El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró este miércoles que desconocía todo lo relativo a las finanzas de su Partido Popular (PP), en una histórica declaración como testigo en la mega causa de corrupción Gürtel, que juzga los delitos cometidos por una trama político y empresarial que actuó durante décadas en el seno de la fuerza conservadora.
Rajoy es el primer jefe del Ejecutivo español en activo en declarar en un juicio penal en democracia, y lo hace como testigo en un proceso en el que su partido está acusado de ser “partícipe a título lucrativo” de la trama corrupta por haberse beneficiado económicamente.
“Hay una separación muy nítida y clara entre la parte política y económica”, tanto en las campañas electorales como en el partido, explicó Rajoy al inicio de su declaración al ser consultado por la acusación respecto a la estructura del PP.

Rajoy ha negado también los sobresueldos en b que el extesorero del partido Luis Bárcenas apuntó a su nombre entre 1990 y 2004. “Son absolutamente falsos: cobrábamos un sueldo de diputado y bastantes personas tenían un complemento que abonaba el partido y que se declaraba a Hacienda; cuando dejamos el Gobierno dejamos de cobrarlo porque no se podía hacer”, ha reconocido.

El presidente del Gobierno y del partido ha negado incluso que conozca a Francisco Correa. “No vino a mi despacho ni acudió a ninguna reunión y discusión, porque yo no tenía que ver con cuestiones económicas, sino que me dedicaba a cuestiones políticas. Si lo conocía era de saludarlo en actos de partido y aun así no puedo asegurarlo de forma nítida”.

El peso del interrogatorio ha recaído sobre las acusaciones populares. La fiscal Concepción Sabadell, secundada por el fiscal jefe anticorrupción, Alejandro Luzón, presente en la sala, se ha limitado a plantear cuestiones de mero trámite sobre las campañas electorales que dirigió y las actividades de Bárcenas en el PP. Rajoy siguió por su senda de decir que él sólo se ocupaba de asuntos políticos.

Rajoy accedió al edificio judicial en coche a través del garaje, lo que evitó el paseíllo a pie del jefe del Ejecutivo delante de las cámaras de televisión apostadas frente a la Audiencia. El vehículo del presidente del Gobierno ocupaba el lugar central de una comitiva de tres automóviles. El coche de escolta delantero casi ha impedido a los medios gráficos mostrar el acceso del vehículo presidencial. En el interior del edificio, Rajoy ha sido recibido por cortesía institucional por el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro.

La presencia de Rajoy en la Audiencia Nacional ha transcurrido en medio de medidas de seguridad extremas. Las comisarías de la Audiencia y de La Moncloa se han coordinado para blindar el perímetro de la sede judicial, ubicada en un polígono industrial de San Fernando de Henares, en el límite con Torrejón de Ardoz. Los más de 300 periodistas acreditados para la sesión han debido superar hasta tres controles de seguridad.(Con información de TELAM/NOTIMEX/EDN)