Profepa detecta manejo irregular de residuos peligrosos en 8 estados

En este operativo participaron elementos de las policías federal, estatal y municipal; así como agentes de la Administración General de Aduanas, de las secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina, de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, e inspectores ambientales federales .

Ciudad de México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó durante un operativo nacional el manejo irregular de 40 toneladas de residuos peligrosos en los estados de Baja California Sur, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Sonora.

En un comunicado, informó que esta acción se llevó a cabo los días 13 y 14 de septiembre de 2017, tras la instalación de 62 puntos carreteros, donde se verificaron tres mil 426 unidades de transporte; además se efectuó en 12 aduanas fronterizas, ocho aduanas marítimas y cinco aduanas interiores o aeroportuarias, en estos sitios.

Como resultado del Sexto Operativo Nacional 2017, la dependencia federal inició ocho procedimientos administrativos por incumplimientos a lo dispuesto en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

Lo anterior, a fin de que en el ámbito de competencia de la Procuraduría se impongan las medidas técnicas correctivas aplicables y, en su caso, las sanciones pecuniarias que en derecho procedan.

Los residuos peligrosos detectados fueron: 21 toneladas métricas de baterías usadas plomo-ácido, 11.5 toneladas métricas de residuos como lámparas fluorescentes, residuos de fosfato fuera de especificaciones y cartuchos de toner usados.

Además de 3.5 toneladas métricas de Residuos Peligrosos Biológico Infeccioso y 3.6 toneladas métricas de lodo con hidrocarburo, polvo de granalla, sólidos impregnados con papel, cartón filtros y trapos aceite usado.

El Operativo Nacional consistió en verificar y vigilar movimientos transfronterizos de materiales, sustancias y residuos peligrosos, coordinado por la Subprocuraduría de Inspección Industrial de la Profepa, que revisó unas siete mil 901 toneladas de materiales y sustancias peligrosas, dos mil 172 toneladas de residuos peligrosos y 13 mil 863 toneladas de otro tipo de mercancías.

El objetivo es minimizar el riesgo de daño a los ecosistemas y a la salud pública, en razón de lo que los citados residuos peligrosos poseen características de corrosividad, reactividad, toxicidad e infecciosas, por lo que el manejo de ese tipo de residuales debe hacerse a través de transportes autorizados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además, se busca sorprender in fraganti a aquellos que llevan cabo un comercio o manejo ilegal que pudiera tipificarse como Delitos Contra el Ambiente y la Gestión Ambiental, de los que se desprenda una pena corporal de conformidad con el Código Penal Federal.

En este operativo participaron elementos de las policías federal, estatal y municipal; así como agentes de la Administración General de Aduanas, de las secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina, de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, e inspectores ambientales federales de la Profepa.(Con información de NOTIMEX)