Prevén reforma constitucional tras triunfo de Abe en Japón

La coalición de gobierno, integrada por el PLD y el partido Komeito, lograron la mayoría de dos tercion, 310 de los 465 escaños de la Cámara de Representantes. El PLD sumaba 284 posiciones, incluídas tres de independientes que se le sumaron tras asegurar su victoria, así como 29 del Komeito, en total 313. Con esos dos tercios de la cámara baja del parlamento japonés, la coalición de gobierno puede convocar a una revisión constitucional, la que más adelante debe ser confirmada en un referéndum.

Tokio,Japón.- El gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) confirmó su victoria en los comicios parlamentarios, y dio al primer ministro Shinzo Abe nuevas posibilidades para modificar la Constitución de Japón.

En particular se ve más cercana la revisión del artículo 9 constitucional, que define el estatus de las Fuerzas de Autodefensa (FAD) de Japón.

A la fecha las FAD carecen de mención explícita en la Constitución, pues de acuerdo al artículo 9, Japón renuncia a la guerra y al mantenimiento de potencial de guerra.

Además, pone a Abe, líder del PLD, en camino para lograr de nueva cuenta la jefatura del partido y con ella renovar su mandato como primer ministro, lo que le permitiría a aspirar a convertirse en el de mayor permanencia en este país.

Los datos de este lunes señalan que la coalición de gobierno, integrada por el PLD y el partido Komeito, lograron la mayoría de dos tercion, 310 de los 465 escaños de la Cámara de Representantes.

El PLD sumaba 284 posiciones, incluídas tres de independientes que se le sumaron tras asegurar su victoria, así como 29 del Komeito, en total 313.

Con esos dos tercios de la cámara baja del parlamento japonés, la coalición de gobierno puede convocar a una revisión constitucional, la que más adelante debe ser confirmada en un referéndum.

Por lo pronto, con sus escaños, el PLD obtuvo una mayoría estable, lo que de entrada le otorga el control sobre todos los comités parlamentarios.

Por su parte la oposición dividió los sufragios entre el Partido Constitucioal Democrático de Japón y el Partido de la Esperanza, ambos de nueva creación tras el colapso del Partido Democrático.

Con los escasos resultados alcanzados por ambas entidades, quedaron atrás sus propuestas de congelar el impuesto al consumo que aumentará en octubre de 2019, así como avanzar en la renuncia a la generación de energía nuclear.

La participación del electorado se ubicó en 53.68 por ciento, apenas un punto y dos centésimas por encima de los comicios parlamentarios de 2014, señaló un despacho de la agencia Kyodo.

Parte de esa baja participación se atribuyó al tifón Lan, que golpeó al archipiélago japonés precisamente en la fecha comicial de la víspera.

Además, los resultados fueron en sentido inverso a lo que habían apuntado las encuestas. El Asahi Shimbun publicó la semana pasada que 51 por ciento de mil 574 que atendieron el sondeo que elaboró, rechazaban la continuidad de Abe.

Solo 34 por ciento se prounció de acuerdo a ese sondeo por Abe, lo que refleja, señala este lunes The japan Times, la falta de opciones claras al actual primer ministro.

El analista político Tobias Harris señaló que en la mayoría de los distritos, hubo varios candidatos contra el aspirante postulado por el gobernante PLD, lo es una de las razones que explica el triunfo de esta organización.

Si la oposición se presenta dividida, es más fácil el triunfo de la coalición gobernante, acotó por su parte Naoto Nonaka, profesor de política de la Universidad Gakushuis, de Tokio.

El PLD y el Komeito presentaron un solo candidato en los diversos distritos, mientras que la oposición fue dividida. Eso hizo la diferencia, añadió.

Además hizo ver que la economía se encuentra relativamente robusta, con una tasa de desempleo que cayó al 2.8 por ciento el pasado agosto.

La oposición no presentó propuestas claras en materia económica o de bienestar social, añadió The Japan Times.

Y sobre el cambio a la Constitución, recordó que en la misma encuesta de Ashai, 37 por ciento apoya la idea reformista de Abe, mientras que 40 por ciento se opone.(Con información de NOTIMEX)