Preocupa implementación inadecuada de Ley de Disciplina Financiera

Con una tasa media de crecimiento anual de 6.1 por ciento, el saldo de la deuda subnacional obtenido a mediados de 2017 representa el 99.2 por ciento de lo que correspondió en ese mismo periodo a 2016, es decir, una ligera reducción de 4.4 mdp.

Ciudad de México (El Diario de Navojoa).- Diputados de la Comisión Bicameral en Materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios, externaron preocupación por que la Ley en esta materia “no se esté implementando adecuadamente” en los estados y ayuntamientos; destacaron la importancia de analizar la estrategia de ajustes para fortalecer sus finanzas públicas.

En reunión de trabajo, la presidenta de esta instancia, diputada Minerva Hernández Ramos (PAN), precisó que la deuda de las entidades, en algunos casos, “parece que no fue destinada en su totalidad a inversión pública y esto es una situación delicada que ha reiterado la Auditoría Superior de la Federación (ASF)”.

Argumentó que al poner en marcha esta Comisión Bicameral se tendrá como principal encomienda analizar la estrategia de ajustes para fortalecer las finanzas públicas de los estados.

“Ante el difícil escenario de 2018, se demanda que asumamos con una gran responsabilidad y objetividad este compromiso de participación y contribuyamos al fortalecimiento de las finanzas públicas sanas en los estados y los municipios”, abundó.

Relató que entre 2002 y 2017, el saldo de la deuda subnacional se incrementó en 146.6 por ciento en términos reales; pasando de 116 mil 218.4 millones de pesos (mdp) en junio de 2002 a 564 mil 224.5 mdp al segundo trimestre de 2017.

Con una tasa media de crecimiento anual de 6.1 por ciento, el saldo de la deuda subnacional obtenido a mediados de 2017 representa el 99.2 por ciento de lo que correspondió en ese mismo periodo a 2016, es decir, una ligera reducción de 4.4 mdp.

En términos absolutos, los cinco estados más endeudados son: Ciudad de México, Nuevo León, Chihuahua, Veracruz y Estado de México, los cuales concentran el 49.6 por ciento de la deuda total. En contraparte, entre los menos endeudados destacan Tlaxcala, Querétaro, Campeche, Baja California Sur y Aguascalientes.

Hernández Ramos explicó que la subnacional se compone por el 84.8 por ciento de deuda de entidades federativas, por el 8.2 por ciento de los municipios, 5.9 por ciento de los entes públicos estatales y 1.1 por ciento de los entes públicos municipales.

Reconoció que del cierre de 2016 al segundo trimestre de 2017, la deuda municipal se ha mantenido estable; el saldo de los gobiernos estatales se encuentra estable por encima del 80 por ciento desde el tercer trimestre de 2011; los entes públicos estatales y municipales siguen en un 7 por ciento.

En la Ciudad de México y Oaxaca, el gobierno local tiene casi la totalidad del endeudamiento; en Nuevo León, los entes públicos estatales presentan una contribución del 35.2 por ciento; en Campeche y Guanajuato, los municipios tienen una participación relevante en la contratación de deuda con el 30 y 29 por ciento, respectivamente.

Por el PRI, la diputada Claudia Edith Anaya Mota puntualizó que “en los estados y municipios todavía no entra en conciencia la importancia de la Ley de Disciplina; los ayuntamientos le deben al IMSS, CFE y Conagua y pueden sobrepasar estos adeudos con los que tienen con la banca de desarrollo o la comercial, ya que también tienen serios problemas a corto plazo”.

Sostuvo que la Ley de Disciplina Financiera llegó en buen momento, “pero no ha caído en conciencia de quienes son responsables de su cumplimiento y ejecución, principalmente los alcaldes”.

Sergio López Sánchez, diputado del PRD, mencionó la importancia de transitar hacia la regulación, cuidado y vigilancia del endeudamiento, así como la tarea relevante y trascendente de la Comisión Bicameral, puesto que la Federación tiene un nivel de endeudamiento de más del 50 por ciento del PIB, comparado con el de las entidades que no supera el 4.4 por ciento.

Recordó que la opinión de la ciudadanía no va en el sentido de la adquisición de deuda, sino de su aplicación para un fin específico, sobre todo en inversión que genera empleo, crecimiento y desarrollo.

Emilio Sánchez Licona, titular de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), precisó que se está en un proceso de implementación de la Ley de Disciplina y, desde la perspectiva de la dependencia federal, este ordenamiento ha cumplido con el espíritu que dio origen a su concepción en el Congreso de la Unión.

La deuda subnacional, afirmó, se mantiene en términos generales estable, alrededor del 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). El comportamiento de la tasa ha sido favorable en términos del mercado de contratación por parte de entidades federativas. “La preocupación de la sociedad es que la deuda sea contratada para los fines que dispone la propia ley”.

Ricardo Miranda Burgo, de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y Rodrigo Méndez, del Banco de México (Banxico), expresaron su beneplácito por el seguimiento al endeudamiento, a través de la Ley de Disciplina Financiera y mencionaron la gran importancia de su implementación.