Piden eliminar dumping en carne de cerdo de Estados Unidos y Canadá

El legislador por Jalisco, José Luis Orozco Sánchez se pronunció por erradicar condiciones inequitativas de competencia, sobre todo porque los productores nacionales han manifestado la existencia de inconsistencias en el cumplimiento de la legislación aplicable que regula la importación de ese cárnico, en particular pierna y espaldilla, al mercado mexicano.

Ciudad de México (El Diario de Navojoa).- El diputado José Luis Orozco Sánchez Aldana (PRI) urgió a las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de Economía, a revisar el procedimiento y las regulaciones de la importación de carne de cerdo procedente de Estados Unidos y Canadá, para eliminar cualquier condición de dumping o de comercio desleal que afecte a los productores mexicanos.

El legislador por Jalisco se pronunció por erradicar condiciones inequitativas de competencia, sobre todo porque los productores nacionales han manifestado la existencia de inconsistencias en el cumplimiento de la legislación aplicable que regula la importación de ese cárnico, en particular pierna y espaldilla, al mercado mexicano.

Esa situación genera inequidad en la competencia y márgenes de dumping entre 18 y 54 por ciento, y ha impulsado un crecimiento del 28 por ciento en la importación de pierna y espaldilla de cerdo en los últimos dos años y una disminución de su precio del 34 por ciento.

En un punto de acuerdo, Orozco Sánchez Aldana aseguró que esta tendencia ha generado afectaciones graves y actualmente insostenibles a los productores nacionales, además de un impacto multiplicador igualmente negativo contra toda la industria nacional productora de carne de cerdo.

La competencia desigual ha deprimido el precio del alimento nacional en 33 por ciento, margen que está muy por debajo del costo de producción, desfase que ha propiciado que sólo se use el 57 por ciento de la capacidad instalada, subrayó.

Por ese motivo, urgió a las dependencias federales a revisar las actuales condiciones de importación de carne de cerdo al país, para garantizar que la pierna y la espaldilla que ingresan no genere un daño serio a la producción nacional del alimento y bienes similares.

Sobre todo, subrayó, porque este sector es clave no sólo para la alimentación, sino para la solidez de la economía, ya que es el sustento de miles de familias mexicanas y generadora de empleo.

Por ello, afirmó, “no puede haber la más ligera sospecha de la existencia de condiciones presumiblemente desleales en las importaciones de la carne de cerdo al país que puedan estar presentes y que representen una afectación injustificada al sector”.

En la actualidad, explicó, las condiciones de comercio internacional de cualquier materia prima, producto, alimento o bien deben estar perfectamente reguladas para seguridad y certeza de las naciones comerciantes, no sólo por cuestiones de sanidad o calidad, sino por la equidad en las condiciones de intercambio y competencia que tiene que prevalecer en las transacciones de intercambio.