Oposición a Maduro se jugará la vida para frenar Constituyente

0
16

Caracas, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, enfrenta esta semana drásticas acciones de rechazo a la elección de la Asamblea Constituyente, en medio de la débil insinuación a la oposición para negociar una salida política, que fue rechazada de inmediato.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, aseguró que el gobierno le ha cerrado todas las opciones a los venezolanos y por esa razón seguirán en las calles.

“La tranca es la protesta popular por excelencia. El gobierno no permite que la gente vote, no permite que la asamblea nacional tome decisiones que tiene que tomar. Nos cerraron todas las opciones (…) Nos estamos jugando el país y la vida”, aseguró en una entrevista en el programa Al Descubierto de Venevisión.

Mientras, Maduro continúa con el desafió a la comunidad internacional que ha instado al presidente a aplazar los comicios del domingo que la oposición busca bloquear con paros y movilizaciones.

Ante la creciente presión internacional, que incluye amenazas de sanciones económicas del presidente estadunidense, Donald Trump, y llamados de gobiernos de América Latina y Europa para que desista de la Constituyente, Maduro insiste en llevar a cabo los comicios.

El enfrentamiento político de Venezuela está jugando con el telón de fondo de una crisis económica paralizante, con muchos pasando hambre y sufriendo escasez durante un cuarto año de profunda recesión.

Maduro señaló el domingo que la polémica elección seguirá adelante el próximo fin de semana para un nuevo congreso que sus enemigos temen institucionalizar la dictadura, mientras amenazó con detener a los jueces nombrados por un Congreso dominado por la oposición.

“La derecha imperial cree que puede dar órdenes a Venezuela, los únicos que dan órdenes aquí son la gente”, dijo Maduro en referencia a una amenaza del presidente estadunidense Donald Trump de imponer sanciones económicas si la votación no se aborta.

Maduro también aseguró que arrestará “uno por uno” a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que fueron nombrados por la Asamblea Nacional (AN), y ha apelado al diálogo con la oposición antes de que sea “tarde”.

“Todos van a ir presos, uno por uno, uno detrás de otros; todos van a ir presos y a todos les van a congelar los bienes, las cuentas y todo”, declaró Maduro. El mandatario condenó la intención opositora de crear “un Estado paralelo”, pero resaltó su voluntad de conversar con esa facción.

“Yo estoy listo (…) para llegar a un acuerdo de paz, de convivencia nacional y a un ciclo de diálogo y conversaciones”, aseguró el presidente durante su programa semanal de televisión, pero la oposición de inmediato rechazó este acercamiento.

El Parlamento venezolano nombró el viernes a 33 jueces del TSJ, de ellos 13 titulares y 20 suplentes.

La maniobra fue tachada como “inconstitucional” por el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, pues entre otras cosas “perturba el orden interno” y “alienta a una intervención extranjera”.

En este sentido, Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda, calificó de secuestro la forma en la que se llevó detenido el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) al magistrado designado Ángel Zerpa e indicó que a los otros 32 los están buscando.

Hoy lunes, día festivo en Venezuela por conmemorarse la batalla de Carabobo que selló la independencia, los electores están llamados por la oposición para acudir a partir de las 10 de la mañana a los colegios electorales donde están registrados para colocar en ellos pancartas y cartelones con esta consigna: “En mi centro de votación no habrá Constituyente”.

El diputado Simón Calzadilla exhortó a la población a que este mismo lunes acudan a las plazas Bolívar y avenidas de todo el país desde las 16 horas para rendir homenaje a los libertadores de ayer y hoy.

En Caracas el acto tendrá lugar en la avenida Libertador del municipio Chacao, donde falleció el joven Neomar Lander, de 17 años, mientras se manifestaba el pasado 7 de junio.

Asímismo, el miércoles y el jueves se ha convocado al pueblo venezolano a 48 horas de “paro cívico activo” en todo el territorio nacional para exigir al gobierno que retire su proyecto de Constituyente.

A esa acción están llamados todos los sectores trabajadores, estudiantes, empresarios, comerciantes, campesinos y productores, detalló el parlamentario.

Tras este paro, el viernes se prevé una gran manifestación. Calzadilla pidió a los ciudadanos movilizarse ese día hasta Caracas para exigir de manera masiva al régimen de Maduro que cancele su ilegítima propuesta.

El régimen ha pasado una circular a los empleados y funcionarios públicos en la que los amenaza con despedirlos si no van a votar por la Constituyente el próximo domingo 30. En torno a 2.5 millones de trabajadores han recibido la orden oficial.

Por otra parte, más de 350 organizaciones sindicales llamaron a una huelga general de 48 horas a partir del próximo miércoles, sumándose así al paro nacional convocado por la Mesa de la Unidad Democrática para esos mismos días para exigir el retiro de la Constituyente.

Líderes de la mayoría parlamentaria esperan que estas acciones sirvan para hacer rectificar a Maduro. Si el presidente no cambia su postura, han anunciado que trazarán una agenda para el fin de semana para tratar de impedir la votación. (Con información de NOTIMEX)