ONU reconoce alarmante avance de programa nuclear norcoreano

Una guerra de palabras entre el líder Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también ha suscitado preocupación en la comunidad internacional porque Corea del Norte lo ha tomado como una declaración de guerra.

Seúl, Corea del Sur.- La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) reconoció hoy aquí que el último ensayo nuclear de Corea del Norte demostró que ese país ha logrado un avance significativo en su programa nuclear, lo que representa un nuevo nivel de amenaza para la comunidad internacional.

“No contamos con la capacidad para determinar si fue una bomba de hidrógeno o no”, precisó el director general del organismo de control nuclear de las Naciones Unidas, Yukiya Amano, ante los reporteros de Seúl.

“Pero es obvio que la potencia (del último ensayo) fue mucho mayor que la de los previos. Lo que quiere decir que Corea del Norte hizo un avance muy rápido. Combinado con otros elementos, esto es una nueva amenaza, una amenaza global”, recalcó.

El observatorio noruego NORSAR estimó que la potencia del último ensayo nuclear de Corea del Norte fue de 250 kilotones, lo que equivaldría a 12 y 16 bombas como las que lanzó Estados Unidos en 1945 sobre Hiroshima y Nagasaki, al final de la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo subrayó que para tratar con la “seria” amenaza, la comunidad internacional debe unirse.

Las soluciones definitivas deben de ser encontradas por los estados miembros de las Naciones Unidas (ONU), y la AIEA está dispuesta a jugar un papel cuando los desarrollos políticos lo permitan, apuntó.

Por el momento, la AIEA está monitorizando el programa nuclear de Corea del Norte y proporcionando información a la comunidad internacional sin acceso directo al país, añadió.

Corea del Norte había probado anteriormente dos misiles balísticos intercontinentales en desafío a la presión internacional, pero la tensión han aumentado desde el 3 de septiembre con una nueva ronda de sanciones de la ONU contra Pyongyang.

Una guerra de palabras entre el líder Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también ha suscitado preocupación en la comunidad internacional porque Corea del Norte lo ha tomado como una declaración de guerra.

Corea del Sur advirtió ayer jueves que el Norte podría realizar más actos provocativos a medida que se acerca el aniversario de la fundación del partido comunista norcoreano.

Miembros de la comunidad internacional han instado a Estados Unidos y Corea del Norte a que resuelvan los asuntos pacíficamente mientras aumentan la presión sobre Pyongyang para frenar sus programas de armas.

Amano está actualmente de visita en Corea del Sur para discutir el tema norcoreano y la cooperación del país con su organización.

La canciller surcoreana Kang Kyung-wha se reunió con Amano en el Ministerio de Asuntos Exteriores.(Con información de NOTIMEX)