México anuncia acciones de ayuda a dreamers tras cancelación del DACA

64 por ciento de los mexicanos que están en Estados Unidos ingresaron antes del año 2000, es decir, ya tienen más de 17 años de haber ingresado a ese país, “después la migración mexicana bajó drásticamente

Ciudad de México.- Luego de la cancelación del Programa de Acción Diferida para Llegada de Menores (DACA por sus siglas en inglés), por parte de Estados Unidos, el gobierno de México anunció la implementación inmediata de acciones para proteger y apoyar a 625 mil “dreamers” que decidan regresar al país o que sean deportados.

En conferencia de prensa, el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Carlos Manuel Sada Solana, refirió que México “recibirá con los brazos abiertos” a aquellos “dreamers” mexicanos que quieran regresar al país.

El anuncio dado por el procurador de Estados Unidos, Jeff Sessions, la mañana de este martes, dijo, afectará a más de 600 mil “dreamers” de origen mexicano, por lo que se espera que en los siguientes seis meses se pueda encontrar una solución a la situación que hoy enfrentan estos jóvenes.

En ese sentido indicó que “nosotros seguiremos tocando las puertas de los congresistas; ha sido una pugna interna entre los partidos políticos en el Congreso de Estados Unidos el que no se le da una salida definitiva a los muchachos, pero todos hablan muy bien de ellos”.

Agregó que los más de 600 mil jóvenes no van a regresar a México, ya que no conocen este país porque su entrada a Estados Unidos fue cuando eran niños, por lo que buscarán permanecer en el país vecino, “pero México los recibirá con los brazos abiertos a quienes lo quieran, ya sea solos o con su familia”.

El funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) destacó que hoy preocupa al gobierno mexicano el hecho de que los jóvenes que ya no están protegidos bajo el citado programa se convierten en una persona con características de indocumentados.

“Todos los muchachos que ya no tengan opción de volver a solicitar un permiso, automáticamente quedan en indefensión; es decir, automáticamente entran en una categoría que es la categoría que tienen muchos indocumentados y por ende esa es la principal preocupación que tenemos nosotros, el gobierno de México”, indicó.

En tanto que “la preocupación adicional es que son más visibles, porque para registrarse, tuvieron que haber dado sus datos y los de su familia”, abundó, lo que los convierte en un grupo más vulnerable, ya que son fácilmente localizables.

Por otra parte, el subsecretario Sada Solana refirió que “a partir de hoy no se van a recibir más solicitudes”, mientras que los que hasta este lunes entregaron su solicitud, aún serán recibidas, y para aquellos jóvenes cuyos permisos se venzan entre el 5 de septiembre de 2017 y el 5 de marzo de 2018, y que ya cuenten con el programa, aún podrán solicitar su renovación por dos años más.

Sin embargo, los “dreamers” que están entre aquellos que aún pueden renovar, tendrán que darse prisa, ya que sólo contarán con un mes (hasta el 5 de octubre) para realizar el trámite, luego de ello, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), no recibirá ninguna solicitud.

Añadió que si bien es cierto que el presidente Donald Trump hablaba del tema desde su campaña, “nos hubiera gustado que primero hubiera habido una legislación, es decir, que le diera protección a los muchachos indocumentados antes de concluir con este programa, porque esto genera ansiedad, genera temor ante los muchachos que están en esta situación”.

Aunque reconoció que la relación entre México y Estados Unidos es por demás profunda y ha evolucionado de manera sistemática, “siempre hemos expresado, que se evite que haya división de familias. Si nosotros analizamos cuál es la situación de los mexicanos en Estados Unidos tenemos una estadística muy sólida”.

En ese sentido, refirió que 64 por ciento de los mexicanos que están en Estados Unidos ingresaron antes del año 2000, es decir, ya tienen más de 17 años de haber ingresado a ese país, “después la migración mexicana bajó drásticamente, de manera que lo que estamos tratando de evitar es la división de las familias, no tiene por qué ir en contra de familias estables que ya tienen hijos americanos, que no son una amenaza de seguridad”.

Nos preocupa, insisto, el que empiece a haber ‘cacería de brujas’ el día de mañana que terminen los permisos. “Han dicho las autoridades del USCIS, que es el brazo que otorga la ciudadanía en Estados Unidos, que no va a haber una acción deliberada, pero automáticamente se vuelven indocumentados, según vaya expirando su permiso”.

“Son de los temas que con toda autoridad tratamos con el secretario, con las autoridades de ICE, que no ejerzan este tipo de maniobras, de tal suerte que se genere temor y pánico en nuestra comunidad, estamos empezando con este proceso, por eso este grupo de mexicanos que teníamos bajo reserva, vamos a decir, protegidos por esta ley y que gradualmente se van a ir haciendo indocumentados, si es que no hay una legislación migratoria que les de la protección permanente”.(Con información de NOTIMEX)