Inactividad y consumo de carne agravan deterioro en adultos mayores

Enrique Casillas Aceves, miembro activo de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de México A.C., sugirió modificar los hábitos y el estilo de vida, ya que en México la dieta tiene más grasas que vegetales, por lo que exhortó a consumir alimentos saludables, situación que puede incidir en forma positiva en los pacientes.

Ciudad de México.- Enrique Casillas Aceves, egresado de la maestría en Medicina Social de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), dijo que el deterioro cognitivo es propio del adulto mayor y está asociado a una condición médica que tiene que ver con el estilo de vida.

Señaló que este padecimiento que provoca la disminución de memoria, de la atención y del procesamiento de información, se agrava en quienes tienen enfermedades metabólicas, abusan de las grasas de origen animal, no consumen frutas ni verduras y tampoco hacen ejercicio.

En la jornada Salud-enfermedad; costos y consecuencias, inscrita en el programa La Metro en el Metro: un paseo por el conocimiento 2017, apuntó que esta afectación está relacionada con la capacidad de planeación y razonamiento.

También se asocia con la capacidad de programar y ejecutar acciones, procesos conocidos como funciones cerebrales superiores controladas por los hemisferios y lóbulos cerebrales que forman parte del córtex.

En un comunicado, la UAM precisó que el órgano encargado de las funciones de la cognición, el conocimiento y el lenguaje es el cerebro, por lo que sus alteraciones explican el deterioro cognitivo y sus repercusiones en memoria, atención, lenguaje y orientación, entre otros.

El sistema nervioso central controla funciones en áreas motoras y sensoriales, responsables también de la visión, la audición, el gusto, el olfato y el tacto, que se pueden ver afectados de manera considerable, por lo que las afectaciones al cerebro generan problemas en esos rubros, planteó.

Destacó que aun cuando esta condición aparece con el envejecimiento y depende de factores fisiológicos, ambientales y sociales, puede agravarse por otros padecimientos médicos, tales como la diabetes y la hipertensión.

“Mucho del deterioro cognitivo está relacionado con la circulación sanguínea, encargada de mantener irrigado cada rincón del cerebro, cuando empieza a deteriorarse por un nivel de azúcar mal controlado u otros factores puede haber afectaciones”, explicó Casillas Aceves.

El exceso de azúcar deteriora la capa interna de los vasos, inflama esta zona y podrían formarse coágulos, enfatizó el especialista.

Casillas Aceves, miembro activo de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de México A.C., sugirió modificar los hábitos y el estilo de vida, ya que en México la dieta tiene más grasas que vegetales, por lo que exhortó a consumir alimentos saludables, situación que puede incidir en forma positiva en los pacientes.

Casillas Aceves indicó que el tabaquismo y el alcoholismo son otros de los factores que predisponen el deterioro cognitivo y acortan la esperanza de vida, al sumar males y patologías. (Con información de NOTIMEX)