Graduación de lentes debe ser revisada al menos cada año

Tener una visión óptima es esencial para los niños de kínder y primaria porque de lo contrario se afecta su percepción especial y tienen dificultades para escribir.

0
28

Guadalajara, Jalisco.- La especialista Luz María Arce Romero dijo que cuando una persona utiliza lentes de cualquier tipo debe revisar la graduación con un médico al menos una vez al año, ya que podría sacrificar su calidad visual.

La jefa del servicio de Oculoplástica adscrita al Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco agregó que “puede causar sintomatología como ojo rojo, sensación de ‘basuritas’ y dolor de cabeza, así como dificultad para enfocar objetos de cerca o de lejos y tener un menor rendimiento en el caso de los estudiantes o provocar accidentes viales en los mayores, sólo por decir dos ejemplos”.

Manifestó que tener una visión óptima es esencial para los niños de kínder y primaria porque de lo contrario se afecta su percepción especial y tienen dificultades para escribir.

Explicó que muchas veces los padres de familia les compran lentes y no hacen cambios en las micas durante muchos años, sin tomar en cuenta que las patologías oculares pueden evolucionar.

“Si el menor tiene antecedentes familiares de miopía, astigmatismo o hipermetropía y el cambio de graduación debe actualizarse no cada año, sino cada seis meses, este servicio debe solicitarse primero al médico de primer contacto y si él nota alguna anomalía, deriva al paciente a Segundo Nivel de Atención con el especialista”, señaló.

Aconsejó que este examen se realice un viernes por la tarde, debido a que el experto en salud coloca una sustancia que dilata las pupilas y este efecto podría durar varias horas, lo que impide la realización de tareas cotidianas.

“Muchas veces la patología deja de evolucionar cuando el niño llega la mayoría de edad, pero aún así es preciso cuidar la salud visual”.

Resaltó que adolescentes y adultos “pueden continuar o presentar de primera vez síntomas de defectos visuales moderados, de modo que deben acercarse mucho para ver algo pero no ven de lejos”.

“Esto es peligroso cuando salen a la calle porque pueden caer o recibir un golpe y también cuando manejan porque no ven letreros, personas o animales; las revisiones oculares deben priorizarse en todo momento a lo largo de la vida”, apuntó.(Con información de NOTIMEX)