Gobierno de Cataluña descarta llamar a elecciones

Durante todo el día se especuló que Puigdemont convocaría a elecciones “como medida” contra la desaparición de poderes en territorio catalán. Se dijo en versiones no confirmadas que la convocatoria a comicios anticipados sería fruto de dos días se reuniones internas del gobierno catalán con fuerzas políticas y entidades sociales que apoyan la independencia, además de la mediación de políticos catalanes y otras regiones de España.

Barcelona,España.- El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha descartado esta tarde convocar elecciones anticipadas para frenar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, activado por el Gobierno. Así lo ha decidido tras 24 horas de reuniones y desencuentros, anuncios de dimisión por parte de algunos de sus compañeros y acusaciones de traición por parte de estudiantes y miembros de entidades independentistas que han sostenido el desafío secesionista durante los últimos meses.

“No hay ninguna garantía que justifique hoy la convocatoria de elecciones”, ha señalado  Puigdemont, quien ha asegurado haber estado dispuesto a esa convocatoria electoral para que se hiciera “con normalidad”. “Ha sido imposible”, ha insistido desde el Palau del Parlament. Puigdemont solo ha estado acompañado por los consejeros de Interior, Joaquim Forn, el de Territorio, Josep Rull, y de Presidencia, Jordi Turull.

Puigdemont ha decidido que sea el Parlament el que determine cómo reaccionar ante la aplicación del artículo 155, que permite la intervención de la Comunidad de Cataluña. Puigdemont ha asegurado haber agotado las vías para una solucisón dialogada “para un conflicto político” pero, según ha dicho, “no he tenido una respuesta responsable por parte del Partido Popular”.

Durante todo el día se especuló que Puigdemont convocaría a elecciones “como medida” contra la desaparición de poderes en territorio catalán. Se dijo en versiones no confirmadas que la convocatoria a comicios anticipados sería fruto de dos días se reuniones internas del gobierno catalán con fuerzas políticas y entidades sociales que apoyan la independencia, además de la mediación de políticos catalanes y otras regiones de España.

Las versiones refieren que incluso dentro del gobierno de Puigdemont hay algunos de sus consejeros que no están dispuestos a verse inmersos en procesos penales por la proclamación de la independencia, como el responsable de Empresas, Santi Vila.

Además, la decisión de convocar elecciones pretende evitar que el gobierno español aplique el artículo 155 constitucional como respuesta a la declaración de independencia (que Puigdemont tiene en suspenso desde el pasado 10 de octubre).(Con información de NOTIMEX)