Fuerzas sirias rebeldes a punto de tomar Raqqa

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha alertado de que al menos ocho mil personas permanecen atrapadas en esta ciudad, conquistada por los yihadistas en 2014, y donde ahora el EI está atrincherado en dos puntos: el estadio de la ciudad y el hospital anexo.

Damasco, Siria.- Un portavoz de las fuerzas rebeldes respaldadas por Estados Unidos que combaten a militantes del Estado Islámico (EI) en Siria afirmó que están librando la batalla “final” para expulsar a los yihadistas de la ciudad norteña de Raqqa.

Mustafa Bali, portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias encabezadas por los kurdos, indicó este sábado que esta batalla final podría tomar horas o días.

“Las batallas continúan en Raqqa. El Estado Islámico está a punto de acabarse. Hoy o mañana la ciudad podría ser liberada”, declaró Nouri Mahmoud, portavoz de las Unidades de Protección Popular (YPG) que combaten contra los yihadistas.

La toma de Raqqa, una vez la capital de facto de su autoproclamado califato, sería un gran golpe para el grupo extremista islámico.

Bali afirmó que los militantes del Estado Islámico están luchando desesperadamente en varios barrios de la ciudad.

La batalla por Raqqa comenzó en junio, con intensos combates callejeros en medio de intensos ataques aéreos y bombardeos de la coalición encabezada por Estados Unidos.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos en Siria ha confirmado que al menos un centenar de yihadistas ha abandonado las armas pero, a diferencia de las milicias kurdas que pronostican la inminente liberación de la ciudad, los aliados no han dado fecha para que eso suceda.

“Seguimos esperando combates difíciles en los próximos días y no todavía no tenemos una idea de cuándo el Estado Islámico será completamente derrotado en Raqqa”, informó el coronel Ryan Dillon.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha alertado de que al menos ocho mil personas permanecen atrapadas en esta ciudad, conquistada por los yihadistas en 2014, y donde ahora el EI está atrincherado en dos puntos: el estadio de la ciudad y el hospital anexo.(Con información de NOTIMEX)