FMI urge a Venezuela reformas estructurales ante grave crisis

La crisis venezolana podría generar riesgos para los países vecinos a partir del fuerte éxodo de sus ciudadanos que huyen de la escasez de alimentos, medicinas y la inseguridad que experimenta el país desde el 2016.

Washington, Estados Unidos.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió a Venezuela implementar reformas estructurales debido a la grave crisis económica, humanitaria y política que vive el país sudamericano.

La institución, en su informe de actualización sobre perspectivas económicas de las Américas, presentado en conjunto con el Banco Mundial, aseguró que el país tiene una proyección de una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 35 por ciento entre 2014 y 2017. Además, la economía se dirige a una hiperinflación.

En ese mismo reporte, el FMI aseguró que el país contrasta con el desarrollo económico de la región, el cual tiene crecimiento de 1.2 por ciento este año y en 2018 tiene previsto 1.9 por ciento.

Por ello, la entidad señaló que Venezuela representa un riesgo para la región por las migraciones de ciudadanos a países vecinos.

El organismo prevé que los efectos de la crisis económica venezolana en los países de la región serán mínimos, por los limitados vínculos comerciales. Asimismo, que los efectos de un posible incumplimiento del pago de la deuda soberana estarían contenidos.

El FMI insistió en acelerar la puesta en práctica de reformas estructurales necesarias para garantizar un crecimiento sostenible e inclusivo en la región.

Para ello, los países latinoamericanos deberían aumentar las inversiones en infraestructuras y capital humano, aumentar la participación de la mujer en la fuerza laboral, reducir la informalidad en el mercado laboral, atacar la corrupción e ineficacia gubernamental y profundizar la integración.

El FMI también señaló la incertidumbre política en la región como una de las posibles fuentes de riesgo.

La organización dijo que durante los próximos 12 a 18 meses, varios países latinoamericanos celebrarán elecciones y que existe incertidumbre sobre la orientación de política que se adoptará después de las elecciones y en particular el riesgo de agendas populistas.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, señaló que los países de la región enfrentan riesgos internos, derivados en algunos casos de los procesos electorales que enfrentarán en el 2018.

“Esto representa incertidumbre con respecto a la estabilidad y la continuidad de las políticas públicas que se han registrado en los últimos años”, comento.

Aunque limitado, la crisis de Venezuela podría generar riesgos para los países vecinos a partir del fuerte éxodo de sus ciudadanos que huyen de la escasez de alimentos, medicinas y la inseguridad que experimenta el país desde el 2016.(Con información de NOTIMEX)