Falta mucho tiempo para el transplante de cabeza en humanos

La Federación Mundial de Sociedades Neuroquirúrgicas indicó el pasado octubre que ese transpante solo sería posible hasta que se pudiera establecer la conexión neural entre la cabeza y el cuerpo. Hasta ahora ese tipo de transplante es éticamente inaceptable, y desde un punto de vista científico, un sinsentido, añadió la entidad.

Hong Kong, China.- Al primer transplante de cabeza humana aún le falta recorrer un largo camino para ser realidad, estableció el investigador y cirujano chino Ren Xiaoping, uno de los responsables de esta operación.

El médico de la Universidad Médica de Harbin, ubicada en el noreste de China, y el médico italiano Sergio Canavero reconectaron la médula espinal y los vasos sanguíneos de la cabeza de un cadáver en el cuerpo de otro fallecido.

La operación, en realidad un experimento, duró 18 horas y el pasado viernes 17 de noviembre la revista Surgical Neurology International publicó los resultados.

Canavero, de la Universidad italiana de Turín, declaró la semana pasada que en unos cuantos días podría dar la fecha del primer transplante de cabeza humana, lo que generó gran revuelo.

Empero, aclaró, se trataría de un paciente vivo pero con muerte cerebral.

También indicó que el transplante se realizaría en China pues su actual gobierno quiere restablecer la grandeza de ese país, mientras los estadounidenses y los europeos carecen de voluntad para realizar esa intervención.

Ahora Ren explicó que la operación reportada el pasado viernes es un modelo quirúrgico para futuros transplantes en humanos. Nuestro objetivo es asegurar que los pacientes recobren sus funciones tras el transplante, añadió.

La Federación Mundial de Sociedades Neuroquirúrgicas indicó el pasado octubre que ese transpante solo sería posible hasta que se pudiera establecer la conexión neural entre la cabeza y el cuerpo.

Hasta ahora ese tipo de transplante es éticamente inaceptable, y desde un punto de vista científico, un sinsentido, añadió la entidad.

Ren en su comunicado difundido este martes y reproducido por por el South China Morning Post (SCMP), se confesó un científico, no un experto en Ética.

Lo que yo hago es resolver problemas científicos y tecnológicos en la cirugía de transplante de cabeza, precisó.

Indicó que la técnica que se encuentra en desarrollo podría aplicarse en pacientes con atrofia de médula espinal o cáncer.

Yo he visto muchos pacientes de ese tipo, en los cuales sus cuerpos están enfermos pero sus cerebros se encuentran sanos. Ellos muestras un fuerte deseo de vivir, y darles una solución es el objetivo de nuestro trabajo, agregó.

El mayor problema hasta ahora es la manera de revivir el sistema nervioso central, área donde ya hay avances en todo el mundo, explicó.

Indicó que ya hay experiencias de médicos que reparan las células nerviosas de la médula espinal en perros, los cuales se recobran y en dos meses vuelven a correr.

Creo que no estamos muy lejos de ver lo mismo materializándose en humanos, concluyó.(Con información de NOTIMEX)