Estudio muestra actividad hidrotermal en luna de Saturno

El material eyectado incluye sales y polvo de silicio, lo que sugiere que se formarían por la interacción de agua caliente, a un mínimo de 90 grados Celsius, con la roca del núcleo poroso. La ESA expuso que para que lo anterior sea posible, hace falta una fuente de calor, con una potencia cien veces mayor de la que generaría la descomposición natural de elementos radioactivos en las rocas de su núcleo, así como un medio que focalice la actividad del polo sur.

Ciudad de México.- Un nuevo estudio reveló que si el núcleo de Encélado, luna de Saturno, fuera poroso, la fricción de marea generaría calor suficiente para producir actividad hidrotermal en su interior, aumentando las posibilidades de habitabilidad, indicó la ESA.

El nuevo concepto es parte de un proyecto que busca explicar las características del satélite natural del planeta “anillado” de 500 kilómetros de diámetro, detalló en su página de Internet la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Mediante los datos obtenidos por Cassini, el autor principal del estudio, Gael Choblet, de la Universidad de Nantes, en Francia, mostró que Encélado albergaría un océano salado bajo una capa de hielo con un grosor de entre 20 a 25 kilómetros.

El océano estaría a tan sólo uno o cinco kilómetros de la región polar sur, en donde, a través de fisuras en el hielo, se expulsan chorros de vapor de agua y granos de hielo, destacó la ESA.

El material eyectado incluye sales y polvo de silicio, lo que sugiere que se formarían por la interacción de agua caliente, a un mínimo de 90 grados Celsius, con la roca del núcleo poroso.

La ESA expuso que para que lo anterior sea posible, hace falta una fuente de calor, con una potencia cien veces mayor de la que generaría la descomposición natural de elementos radioactivos en las rocas de su núcleo, así como un medio que focalice la actividad del polo sur.

De acuerdo con los investigadores, se piensa que el efecto de marea en Saturno es responsable de las erupciones que deforman la capa de hielo de Encélado mediante movimientos de atracción y repulsión a lo largo de su recorrido elíptico alrededor del “gigante gaseoso”.

No obstante, explicaron que la energía producida por la fricción de marea en el hielo sería demasiado débil por sí misma para hacer frente a la pérdida de calor desde el océano.

Durante los 13 años de la misión Cassini, los científicos descubrieron que a pesar de que la luna se habría congelado hace 30 millones de años, continua activa, lo que apunta a que estaría pasando algo más en su interior.

“Aunque nunca ha estado claro cuál es la fuente de la que Encélado obtiene la energía para permanecer activa, ahora hemos visto con más detalle cómo la estructura y la composición de su núcleo rocoso podría tener un papel fundamental en la generación de la energía necesaria”, subrayó Gael Choblet.

Para el desarrollo del proyecto, los científicos emplearon simulaciones, donde el núcleo está formado por roca porosa deformable y no consolidada, que el agua puede permear con facilidad.

Con dichas características físicas, los investigadores observaron que el agua líquida fría del océano puede filtrarse hasta el núcleo y calentarse de manera gradual, a medida que penetra a consecuencia de la fricción de marea entre fragmentos de roca en movimiento.

El documento publicado en la revista especializada, Nature Astronomy, dice que el agua circula por el núcleo, para después volver a ascender, debido a que está más caliente que la materia circundante.

Por último, el proceso transfiere calor al fondo del océano en columnas delgadas que interactúan estrechamente con las rocas. En el suelo oceánico, dichas columnas llegan al mar más frío.(Con información de NOTIMEX)