Desempleo en Argentina aumenta tensión social y críticas a Macri

0
43

Buenos Aires, Argentina.- La conflictividad social en Argentina y las críticas hacia el gobierno del presidente Mauricio Macri se incrementaron ante los despidos masivos y el cierre de fábricas, en un país donde el desempleo aumentó hasta alcanzar una tasa de 9.2 por ciento.

La tensión se agravó en los últimos meses ante la insistencia del presidente de descalificar y reprimir las protestas sociales en general y denunciar inexistentes “mafias laborales” que, según él, afectan a los empresarios, sin pronunciarse nunca por la defensa de los derechos de los trabajadores.

De acuerdo con los más recientes datos oficiales, durante el primer semestre de este año el desempleo llegó a 9.2 por ciento de la población económicamente activa (PEA), lo que representó un aumento de 1.6 puntos porcentuales con respecto al último trimestre del año pasado, que cerró con 7.6 por ciento.

El aumento del desempleo significa que casi 300 mil personas perdieron su trabajo entre enero y marzo pasados y enfrentaron escasas posibilidades de encontrar uno nuevo.

En términos generales, 9.2 por ciento de desempleo implica que 1.6 millones de argentinos en edad de trabajar no logran sumarse al mercado laboral, pero a ellos se suman 3.5 millones de personas que son contratadas “en negro”, es decir, sin que las empresas cubran las prestaciones establecidas por la ley.

Desde que Macri comenzó a gobernar en diciembre de 2015, los despidos se convirtieron en un tema permanente de la agenda pública, ya que en el propio gobierno echaron de manera masiva a empleados públicos al acusarlos de responder al pasado gobierno de Cristina Fernández o incluso de cobrar sin trabajar.

Este año, el mayor número de despidos proviene del sector privado, con casos emblemáticos como una planta de impresión del Grupo Clarín, el multimedios más importante del país, que despidió a 380 trabajadores.

Por impacto numérico, le siguió el caso de la vendedora de autopartes Hutchinson, que dejó sin trabajo a 375 personas, y este mes, el de la planta alimenticia PepsiCo, que despidió a 600 trabajadores sin aviso previo y con apenas un breve mensaje de aviso en la puerta de la fábrica.

En marzo, la compañía financiera American Express produjo 300 cesantías, mientras que la química Lanxess ya informó el despido de 150 personas y Coca Cola planea una reducción del 15 por ciento en su planta laboral.(Con información de NOTIMEX)