Coparmex ve diversas áreas de oportunidad con modernización del TLCAN

En su mensaje semanal, el presidente de Coparmex refirió que la asignatura de la ética e integridad empresarial estaba considerada ya en el texto del Tratado de Libre Comercio firmado hace 23 años, pero hoy es necesario modernizarlo y profundizar en las disposiciones relativas.

Ciudad de México.- La modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) abre en México una oportunidad para mejorar la productividad y la competitividad, así como para fortalecer el Estado de Derecho y el combate a la corrupción. El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, afirmó que se debe reconocer que la corrupción se manifiesta en los tres países miembros, pero debido a su recurrencia, en México demanda una visión de gran profundidad.

En su mensaje semanal, refirió que la asignatura de la ética e integridad empresarial estaba considerada ya en el texto del Tratado de Libre Comercio firmado hace 23 años, pero hoy es necesario modernizarlo y profundizar en las disposiciones relativas. “Ello requiere de una gran colaboración entre los sectores público y privado, así como la coordinación de esfuerzos de México, Estados Unidos y Canadá, para establecer cláusulas anticorrupción que verdaderamente funcionen”, subrayó. Incluso, dijo que el fenómeno de la corrupción se ha postulado como una preocupación central del gobierno estadounidense, en el marco de la modernización del TLCAN.

En el documento de los objetivos de ese país para renegociar el acuerdo, se propone que las empresas mantengan abierta su contabilidad y registros para facilitar la identificación de los pagos de sobornos, recordó. Gustavo de Hoyos subrayó que además se pide elevar los estándares del código de ética entre los servidores públicos, y también utilizar herramientas fiscales para desalentar los pagos ilegales. En este contexto, dijo que el sector privado mexicano aprovechará su experiencia en organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), a través del Mecanismo de Seguimiento a la Convención Anticorrupción.

Opinó que los compromisos que se asuman por México en materia de combate a la corrupción y en transparencia, y que se inserten en el texto renovado del TLCAN, tomarán junto con la Constitución General de la República el más alto nivel del sistema legal mexicano, por encima de otras normas federales y locales. El dirigente de la Coparmex consideró también que la primera ronda de negociaciones abrió una oportunidad histórica para lograr acuerdos e impulsar cambios que ayuden a construir una Norteamérica más próspera, donde se generen más inversiones y empleos. (Con información de NOTIMEX)