Consulta sobre Constituyente de Maduro es un acto de desobediencia

0
35

Caracas, Venezuela.- La oposición venezolana afirmó que la consulta popular del 16 de julio sobre la Asamblea Constituyente, propuesta por el presidente Nicolás Maduro, será un acto de desobediencia, que marcará el inicio de una nueva etapa de lucha contra el gobierno.

Dirigentes opositores dijeron que la consulta, que llaman “plebiscito”, está planteada para expresar el rechazo a las instituciones que sostienen al gobierno de Maduro, el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a las que acusan de secuestrar el derecho al voto.

La consulta se realizará dos semanas antes de la elección de los 545 miembros de la Asamblea Constituyente que propuso Maduro, el 30 de julio.

La oposición considera la elección de la Constituyente como un proceso fraudulento, pues se debió consultar al pueblo si aceptaba su activación.

La Constituyente, según Maduro, será plenipotenciaria, por lo que podrá reformar o disolver cualquier poder constituido, por lo que la oposición teme que clausurará la Asamblea Nacional que se instaló en enero de 2016.

En una rueda de prensa, el presidente de la Asamblea Nacional (Congreso), Julio Borges, dijo que los rectores de cinco universidades serán los garantes de la transparencia de la votación.

La consulta se realizará sin el apoyo del CNE, que la oposición acusa de seguir órdenes del Ejecutivo.

Podrán votar todos los venezolanos mayores de 18 años en urnas que funcionarán en los alrededores de las iglesias, grupos empresariales y culturales. El voto será manual y tendrá voluntarios en el proceso.

El gobierno se adelantó al descalificar el llamado opositor, puntualizando que toda consulta que no sea organizada por el CNE es inconstitucional y, por lo tanto, desconocerá sus resultados.

Las preguntas que serán sometidas en la consulta son:

“¿Rechaza o desconoce la realización de una Asamblea Constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro sin la aprobación del pueblo venezolano?

¿Demanda a la Fuerza Armada y todos los funcionarios públicos obedecer y defender la Constitución de 1999 y respalda a la Asamblea Nacional?

¿Aprueba que se proceda a la renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un Gobierno de unidad nacional para restituir el orden constitucional?”.

En una rueda de prensa, Borges recalcó que con la consulta el pueblo hará valer su dignidad y los valores de la democracia.

“La lucha es por los derechos y la dignidad de las personas”, manifestó Borges, quien recordó las protestas contra el gobierno, que en tres meses han dejado 91 muertos.

Borges dijo que los rectores universitarios garantizarán la pulcritud de la consulta.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, portavoz de los rectores, mencionó que la consulta está avalada por la Constitución de 1999.

“Este es un compromiso de lucha de una Venezuela que quiere paz, que quiere un cambio importante en el país”, anotó.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, afirmó que la consulta del 16 de julio será el “mayor acto de desobediencia en la historia de la humanidad”.

“Esto será un pueblo que rechaza a una institución secuestrada (CNE). Demostrará que un pueblo decide hacer lo que instituciones como el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no permiten”, externó.

Guevara indicó que los ciudadanos se encargarán de la seguridad del proceso, al reconocer que el oficialismo anunció que el mismo 16 de julio realizará un simulacro para la elección de la Constituyente del 30 de julio.

Maduro dijo que la Constitución es el “único” camino para lograr la paz y señaló que pedirá a la Constituyente una comisión de la verdad para aclarar los hechos de las protestas contra su gobierno que comenzaron en abril y crear una ley que combata la especulación que ha agudizado la inflación en el país.(Con información de NOTIMEX)