El Churycato o el incomodo y voraz gobierno alterno en Navojoa

Sin Factura

Escribe: Claudio F. Orenday

De acuerdo con la definición de la Real Academia de la Lengua, los corsarios saqueaban embarcaciones con el permiso o patente del gobierno de su nación de origen y que avalaba estas acciones en determinadas circunstancias para debilitar a sus enemigos. En Navojoa, el gobierno municipal que encabeza el panista Raúl Augusto Silva Vela parece tener dos caras. Una, la del sempiterno presidente municipal y la otra, la del secretario del Ayuntamiento, el cuñado ¿incómodo o cómodo?, Martín Ruy Sánchez Toledo que parece encabezar un cogobierno con patente de corso y que justifica o protege  las tropelías o supuestos entuertos del ex jefe de la Jurisdicción Sanitaria V en los tiempos del tristemente célebre, el hoy reo, Guillermo Padrés Elías.

El Churycato el cogobierno de Navojoa
Según la Real Academia de la Lengua, los corsarios saqueaban embarcaciones con el permiso o patente del gobierno de su nación de origen y que avalaba estas acciones. En Navojoa, podría estar bajo el mandato de un gobierno corsario que ha sido definido como El Churycato.

El todavía presidente municipal de la llamada Perla del Mayo se dice, culpa a su cuñado de todo lo que sucede irregularmente hacia el interior de la administración, es decir, reconoce en voz baja, que es incapaz de poner freno a los desmanes, el nepotismo y hasta una presunta actividad ilegal en la secretaría municipal.

Las excusas del primer edil navojoense, sobran ante las evidencias públicas de que Silva Vela también participa del festín de supuestas ilegalidades, hacen también suponer que el ex diputado local acepta y reconoce su incapacidad.

Se ha dicho, que las autorizaciones de uso de suelo para la empresa de gasera (Blue Propane) que opera dentro del predio que ocupa Seguridad Pública Municipal y para las antenas de empresas de telefonía móvil y que milagrosamente han aparecido en esta ciudad del Sur de Sonora, han sido “arreglos” que se manejaron en la oficina que ocupa el también conocido como Alias El Chury y con ello, podría eximirse al presidente municipal sin embargo ¿no se ha enterado el alcalde de esos asuntos?

Por otra parte, ha trascendido que Alias El Chury junto con su hermano Ramón Ruy Sánchez, son los encargados de la agencia de colocaciones en que se ha convertido el ayuntamiento.

Proveedores, plazas laborales de confianza, compras de insumos y contratos con medios de comunicación tienen necesariamente que ser aprobados por los cuñados del alcalde, nos refiere un empresario que tiene varios trienios haciendo negocios con los ayuntamientos y que por “temor” prefiere guardar en el anonimato su identidad. Han habido “malos gobiernos” pero éste, se lleva el primer lugar. Si los cuñados no lo autorizan, ni te compran, te malpagan o de plano te tienes que resignar a que tú pago “no va a salir”, dice molesto el anónimo empresario.

La patente de corso autorizaba a navegantes a actuar de acuerdo a lo que indicaban las leyes de la guerra. Los corsarios, podían sabotear y atacar las naves de las naciones enemigas, robando sus mercaderías, indica la Real Academia de la Lengua y aquí, habría que saber si las acciones y las presuntas tropelías que se le adjudican a quien aspira a la candidatura del PAN para buscar la presidencia municipal en 2018 han sido con la anuencia y el aval de su cuñado, Raúl Augusto Silva Vela y si no es el caso, entonces, ¿qué espera el alcalde para aplicar la Ley?

Si como afirma ante sus cercanos, Silva Vela es inocente, una actitud valiente podría catapultarlo y limpiar su imagen. Si es realmente “el apóstol del camino correcto” pues también que explique y aclare su situación patrimonial, que les diga a los navojoenses el origen de los dineros que le han permitido, según dicen, para comprar de contado al menos tres casas en el centro de la Ciudad, o que aclare como ha podido invertir en una empresa de agricultura intensiva(invernaderos) en Querétaro y que explique las razones de no haberlo hecho en Navojoa; que despida a sus parientes políticos, empezando por su nuera que ocupa una subdirección en DIF y que despida y aplique la Ley sobre quienes al menos, parecen ser culpables de un descarado y voraz saqueo o bien que permita que las instancias correspondientes los liberen de culpa y los exhoneren.

Sin embargo, lo anterior es mucho pedir, ante los señalamientos, Silva Vela, los presuntos culpables y la gavilla de genuflexos que los acompañan responden simplemente que las inconformidades son producto de intereses políticos, esa, sin duda, es el escudo y la respuesta de los culpables, los incompetentes.

Lo cierto, es que Navojoa, parece vivir bajo el asedio de una banda de corsarios y que ante sus embates, nadie hace nada, guardan un cómplice silencio, se tolera a lo que parece ser un incomodo y voraz cogobierno, El Churycato, los restos del Nuevo Sonora que se niega a desaparecer.

EN LA VOZ DE LOS TÉNABARIS

Dicen que en Navojoa el PRI está dividido en dos, expresa El Viejito que todo lo ve…Uno que no hace nada aunque hace como que hace y cobra en el cabildo…Y otro, que puede pero no quiere y hasta desobedece, señala la voz en los ténabaris..

El Viejito, que muy pocas veces se equivoca, repite el eco de la voz, sentencia, vienen los cambios, las regañadas o los despidos…¿éxodo o purga? Cuestiona el sonar de los capullos; a poner las barbas a remojar,¿o serán faldas? Se pregunta El Viejito.