China busca encausar a Corea del Norte a rebajar las tensiones

El enfoque requiere que Corea del Sur y Estados Unidos suspendan sus ejercicios militares a cambio de que Corea del Norte congele sus actividades nucleares y de misiles. China ha argumentado que la cuestión central es tratar los problemas de seguridad entre Corea del Norte y los Estados Unidos. La visita de Song a Pyongyang comenzó ayer viernes en medio de una pausa de dos meses en las pruebas de armas de Corea del Norte.

Seúl, Corea del Sur.- Song Tao, el enviado especial del presidente de China, Xi Jinping, reafirmó en su reunión con Ri Su Yong, un alto funcionario del gobierno norcoreano, los lazos de larga data entre ambos países, a pesar de las profundas divisiones sobre las actividades nucleares de Pyongyang.

El encuentro de este sábado se produce después de que Song, quien apenas llegó ayer a la capital norcoreana, se reuniera con el número dos del régimen de Pyongyang, Choe Ryong Hae, el asesor más cercano al líder Kim Jong-un.

Song transmitió en su encuentro de este viernes con las autoridades de Corea del Norte la posición de su país de seguir mejorando sus relaciones, pese a la tensión desatada por los programas de misiles y nuclear norcoreanos.

El director del departamento de relaciones internacionales del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) destacó durante la reunión con Choe, “la posición del PCCh de desarrollar las tradicionales relaciones de amistad entre los dos partidos y los dos países”.

Este sábado no se supo de inmediato lo que Song y Ri Su Yong, quien anteriormente fungió como ministro de Asuntos Exteriores, discutieron durante su reunión, reportó la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

Sin embargo, es muy probable que la parte china planteó el tema nuclear de Pyongyang y el polémico programas de misiles, de acuerdo a la agencia japonesa de noticias Kyodo.

China ha dicho que el problema nuclear norcoreano debe resolverse a través del “diálogo y la consulta”, no solo presionando a Pyongyang, sino que ha propuesto un enfoque de “doble suspensión” para romper el estancamiento.

El enfoque requiere que Corea del Sur y Estados Unidos suspendan sus ejercicios militares a cambio de que Corea del Norte congele sus actividades nucleares y de misiles.

China ha argumentado que la cuestión central es tratar los problemas de seguridad entre Corea del Norte y los Estados Unidos.

La visita de Song a Pyongyang comenzó ayer viernes en medio de una pausa de dos meses en las pruebas de armas de Corea del Norte.

Corea del Norte realizó una prueba el 15 de septiembre, cuando disparó un misil balístico que voló tres mil 700 kilómetros, una distancia sin precedentes y suficiente para llegar al territorio estadunidense de Guam, donde se encuentran las principales bases militares.

Se espera que Song permanezca en Pyongyang hasta el lunes, según una fuente cercana a la misión china, y podría reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un antes de regresar a Beijing.

La gira se produce en un momento en que el intercambio de alto nivel entre Corea del Norte y China ha sido básicamente inexistente durante más de dos años.

Los expertos dudan que el viaje de Song produzca avances, ya que consideran que Beijing tiene una influencia política mucho menor sobre el líder norcoreano de lo que se piensa a pesar de los fuertes lazos económicos entre ambas naciones.

“El objetivo principal” de la visita de Song, según el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, “es informar los resultados del XIX Congreso Nacional del PCCh e intercambiar opiniones sobre asuntos de interés común entre nuestros dos países”. Esto sugiere que la visita no es una mera formalidad.

Los analistas indicaron que el viaje de Song probablemente tenga más por objeto instar al régimen de Kim a no intensificar las tensiones en lugar de aplicar una presión real para el desarme.(Con información de NOTIMEX)