Cardenal asegura que gobierno de Maduro no respeta a la Santa Sede

“Tengo la impresión que, hoy por hoy, para que las cosas vayan bien hace falta preparar el clima. El clima hoy no está para que entre ninguna conferencia episcopal ni nada. Hay que pegarse una sacudida. Mientras no haya un intento de buscar la verdad todo será inútil”, indicó el cardenal peruano Juan Luis Cipriani.

Ciudad del Vaticano.- El cardenal peruano Juan Luis Cipriani calificó hoy como “un escándalo” la pasividad demostrada por la comunidad internacional ante la crisis política, económica y social en Venezuela, situación que consideró de “realmente inaceptable”.

En declaraciones a periodistas, tras reunirse en privado con el Papa Francisco el lunes en el Vaticano, Cipriani lamentó que no advierte un panorama positivo hacia el cual pueda evolucionar el conflicto en el país sudamericano.

“La Santa Sede ha hecho un esfuerzo inmenso que no ha sido correspondido por el gobierno venezolano, eso ha sido una falta de respeto que ha limitado mucho la intervención de la Santa Sede”, señaló.

“Mi más grande solidaridad con mis hermanos y obispos venezolanos que están trabajando con enorme valentía y entrega a su país, pero es un escándalo que la comunidad internacional vea cómo se pisotea un país. La verdad es muy duro”, reiteró.

Sostuvo que desconoce si durante el próximo viaje apostólico del Papa Francisco a Chile y Perú, del 15 al 21 de enero de 2018, esté prevista alguna reunión para analizar el caso venezolano, como ocurrió en la reciente gira papal por Colombia.

Consideró que no existe el “clima adecuado”, porque para dialogar se requiere, al menos, estar de acuerdo con decir la verdad, porque “dialogar sobre la mentira es muy complicado”.

“Tengo la impresión que, hoy por hoy, para que las cosas vayan bien hace falta preparar el clima. El clima hoy no está para que entre ninguna conferencia episcopal ni nada. Hay que pegarse una sacudida. Mientras no haya un intento de buscar la verdad todo será inútil”, indicó el cardenal peruano.

“Si le dijéramos a Cuba: Saca las manos de Venezuela, eso ayudaría un poco. Pero mientras no las saque, es muy difícil dialogar ahí”, estableció Cipriani.(Con información de NOTIMEX)