Bolitas de Cristal | En Ciudad Obregón no quieren al Maloro

Hasta donde se sabe, el diputado federal con licencia, Abel Murrieta Gutiérrez así como el jefe del llamado Yaqui Power, Ricardo Bours Castelo siguen desconfiando del proceso interno pues resulta incuestionable que “algo se mueve bajo el agua.”

142
El Diario de Navojoa
Cruzan apuestas en Cajeme para adivinar si hay aplanadora en nombre de la unidad
* La gran pregunta ¿seguirán derecho y no se quitan Abel Gutierrez y Ricardo Bours

El próximo domingo será la convención de delegados de donde saldrá ungido el candidato del PRI a la presidencia municipal de Cajeme. El evento, adelantado como mero trámite pues se dice que la línea es tan gruesa que parece que no se dobla. Se insiste en que el llamado candidato oficial, el diputado local con licencia, Emeterio Ochoa Bazúa se convertirá en el candidato del tricolor para buscar ocupar el puesto que todavía ocupa Faustino Félix Chávez. Ante este eventual escenario, considerado como inevitable por quienes se dicen conocedores a fondo de estos quehaceres, abrirá la herida de viejos resquemores. Se insiste en que “el partido busca la unidad” sin embargo, habría que considerar las posibles vertientes de estos, todavía ´presagios. Hasta donde se sabe, el diputado federal con licencia, Abel Murrieta Gutiérrez así como el jefe del llamado Yaqui Power, Ricardo Bours Castelo siguen desconfiando del proceso interno pues resulta incuestionable que “algo se mueve bajo el agua.”

Según Ricardo Bours, Murrieta es el aspirante que más le conviene al PRI sin embargo, crece como tsunami que el ambiente en la convención de delegados, tiene marca de tormenta.

Ahora, preguntan los malosos, “estos también dieron a entender que iban derecho” y que no se iban a quitar pero, ante la tan llevada y traída versión de que la bufalada anda suelta, el pronóstico es reservado, la duda es saber si el Grupo Cajeme se enfrentará a la aplanadora.

Y siguiendo en el intenso e incierto ambiente que se respira en el territorio que todavía feudo de Faustino Félix Chávez, se espera que por la tarde arriben Sylvana Beltrones Sánchez y Manuel Ignacio Acosta, los aspirantes al senado. Desde antes, se había advertido que una gran parte del PRI cajemense rechazaría la visita de la dupla tricolor primero, porque El Maloro apoyó la construcción del Acueducto Independencia construído por el casi inocente ex gobernador panista, Guillermo Padrés Elías; de entrada, los poderosos agricultores del Valle del Yaqui no se harán presentes en el acto planeado en la sede tricolor; y segundo, que la nominación de la hija de Manlio, no cayó bien, la consideran sin arraigo, sin experiencia y hasta chilanga. Y tercero, ¿a quién se le ocurrió programar la visita justo cuando la tensión llega a su punto más alto por la definición de la candidatura a la alcaldía?

En fin, anuncian los agoreros que el evento de la fórmula al senado será desangelado, bueno, habrá tecnobanda y mayoría de los grupos que impulsan a Emeterio Ochoa.

En Navojoa, las cartas ya están sobre la mesa y ya se está delineando el plan del poder hegemónico para proteger al todavía presidente municipal, el panista Raúl Augusto Silva Vela y a su cuñado, Martín Ruy Sánchez Toledo.

Contrario a lo que sucede en otras latitudes del territorio sonorense, en la llamada Perla del Mayo, no hay oposición y gracias al poder e influencia, el PAN se enfila a su segundo gobierno municipal así que el nepotismo, la presunta corrupción y el supuesto tráfico de influencias seguirán siendo el tema.

Y la pregunta sigue¿en dónde quedó la paridad de género?

En abril de 2016 Por unanimidad, entre aplausos y gritos de: ¡Sí se pudo!, el Congreso del Estado aprobó la Ley que reforma el artículo 150-A de la Constitución Política del Estado de Sonora, que promueve la paridad de género en las candidaturas a presidencias municipales en Sonora.
Ésta fue propuesta por la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, en el marco del Día Internacional de la Mujer, para garantizar la postulación de 50 por ciento de candidatas y 50 de candidatos, respecto de la totalidad de candidaturas a presidencias municipales en el proceso electoral correspondiente.
La ley Establece que en los procesos electorales municipales que se rige por el principio de mayoría relativa se observará la paridad horizontal y vertical para ambos géneros. Las planillas deberán integrarse por candidatos propietarios y suplentes del mismo género en la elección respectiva.

La ley de marras, no se ha aplicado al menos en las ciudades más importantes por lo que “ya es botana” pues adelantan los que quieren jorobar que habrá paridad en Átil, Arivechi, Bacadéhuachi Bacoachi,Huachinera y demás demarcaciones en dónde casi no hay votos, nada más poquito para las priistas, a ver si también gritan de que sí se pudo, se pitorrean los misóginos.

Así están las cosas, en estos quehaceres que casi todo el tiempo son producto de la especulación aunque en ocasiones, traigan la marca de la certeza, pues no hay que olvidar que en política nada es lo que parece y a veces, no parece lo que es; es un asunto para adivinos o pitonisos o de quien padece alguna fiebre nocturna, pero al final, la realidad o lo que suceda son cosa de quien las manda tocar y no de aquellos que confían en las recanijas bolitas de cristal.