Asegura diputado que elevarán a rango constitucional la acuacultura

La acuacultura es el sector de mayor crecimiento en el país; sin embargo, “se le ha dado un trato injusto” debido al marco regulatorio que no se ha adecuado a la realidad actual y no brinda las vías de desarrollo que se merece. Reconoció, no obstante, que existen avances importantes en la industria pesquera y acuacultura.

Ciudad de México (El Diario de Navojoa).- Al reunirse con representantes del sector pesquero y acuícola nacional, el presidente de la Comisión de Pesca, diputado Próspero Ibarra Otero (PRI), se comprometió en esta Legislatura a elevar a rango constitucional la acuacultura y convertirla en la columna vertebral del crecimiento del país.

Al escuchar los problemas que enfrenta la industria pesquera, el legislador aseguró que la instancia legislativa ha estado decidida a apoyarlos. “Hago hincapié en que esta Comisión tiene la plena disposición de escuchar, atender y servir al sector pesquero y acuícola. Convocarlos a esta reunión, significa reafirmar el compromiso de hacer llegar sus inquietudes y necesidades a la agenda legislativa”, puntualizó.

Sostuvo que la acuacultura es el sector de mayor crecimiento en el país; sin embargo, “se le ha dado un trato injusto” debido al marco regulatorio que no se ha adecuado a la realidad actual y no brinda las vías de desarrollo que se merece. Reconoció, no obstante, que existen avances importantes en la industria pesquera y acuacultura.

Respecto al diésel marino, aseguró que este tema afecta a la industria, asunto que está trabajando con la Secretaría de Hacienda. “Los números no mienten, no hay competitividad en los precios actuales del diésel, lo sabemos, lo reconocemos, es una cuestión de sensibilidad y trabajo que se hace con Hacienda, para que destrabe el esquema y no se tenga que estar en la incertidumbre año con año, y el sector tenga seguridad del apoyo al diésel”, añadió.

Recordó que en 2016 y 2017, la Comisión incrementó 900 millones de pesos a un presupuesto pesquero de alrededor de 4 mil millones. Fue una gran aportación, “por lo cual reconozco a mis compañeros de todas las fracciones parlamentarias”.

La legisladora Nancy Sánchez Arredondo, del PRI, expresó que es necesario reformar la acuacultura, ya que esa es la tendencia en el mundo, “Si es necesario, iremos con el Secretario de Hacienda para pedir recursos para el ramo, vamos a tocar las puertas que tengamos que tocar”, agregó.

Su correligionaria Paola Gárate Valenzuela, dijo que apoyarán y respaldarán las demandas de los pequeros “porque es la obligación de los legisladores”.

Wenceslao Martínez Santos, diputado del PAN, expresó que es vital contar con un sector pesquero competitivo a nivel internacional. “Trabajamos para impulsar un presupuesto que sea benéfico y sirva para su crecimiento sector”.

Su compañero de bancada, diputado Jesús Antonio López Rodríguez, puntualizó que el recurso económico que se asigna a pesca es altamente redituable y recuperable. “Haremos el esfuerzo y el compromiso por incrementar el presupuesto. En nuestras reuniones hemos decidido buscar incrementarlo en alrededor de mil 200 millones de pesos”, agregó.

El diputado Candelario Pérez Alvarado, del PRD, consideró prioritario gestionar más recursos para el sector y se pronunció por realizar reuniones con funcionarios del ramo, con pesqueros, productores y legisladores, a fin de construir un acuerdo concreto que lo beneficie.

Por Morena, el legislador Mario Ariel Juárez Rodríguez expresó que la obligación de los legisladores es buscar mayores recursos para el sector pesquero y acuícola, ya que el presupuesto 2018 presenta recortes para esta industria. “Creo que el presidente de esta Comisión asumirá, junto con muchos de nosotros, que lejos de que se recorte el presupuesto a pesca y acuacultura, se pueda incrementar”.

En representación de los acuacultores de Sonora, Miguel Ángel Castro consideró que la Cámara de Diputados debe dar mayor importancia a este sector, ya que durante más de 20 años ha demostrado que es una actividad que crece y se fortalece a nivel mundial.

Del sector Camarón de Cultivo, Adrián Castro expresó que la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables “es una aberración”, ya que considera a la acuacultura como una actividad industrial, por lo que pidió analizarla y modificarla.

Por la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola, (CANAINPESCA), Rafael Ruiz mencionó que el sector siempre se ha enfrentado a conflictos económicos, ya que el presupuesto siempre está acotado, disminuido y no representa la importancia que el Ejecutivo y Legislativo dan a las actividades pesqueras.

Comentó que uno de los problemas más fuertes del país es la caída de los volúmenes de captura, ocasionada por el desplome de la biomasa de los recursos, debido a la contaminación y por la falta de inspección.

En representación de la Confederación Nacional Cooperativa Pesquera (CONACOOP), Aureliano Aldaba solicitó conformar una Comisión Intersecretarial, con participación mayoritaria de productores, que se encargue de dar seguimiento a los conflictos del sector pesquero. Pidió que se publique el Reglamento de Pesca, con el fin de realizar mejor las actividades y mejorar la industria.

También de CONACOOP, Enrique Lozano subrayó que es importante promover una ley para establecer como delito penal federal realizar actividades de pesca ilegal en aguas internacionales. “En Tamaulipas, enfrentamos un gran conflicto al respecto y no hay una ley que lo castigue”.

Del Frente de la Pesca Ribereña, Abel Pérez Serrano comentó que en Baja California “no se está invirtiendo en infraestructura pesquera”, ni existe ningún proyecto aprobado. “No sabemos a dónde está mandando Conapesca los recursos. Pedimos la intervención de los legisladores para localizarlos e invertirlos en infraestructura pesquera, ya que es un sector que contribuye a la economía del país”.

Del gremio de los pescadores de Tilapia, Marco Antonio Campo solicitó que se etiqueten recursos al sector acuícola equiparables a los que se otorgan al sector pesquero, en términos presupuestales. Del mismo sector, Enrique Organcini indicó que no existe una legislación adecuada para el desarrollo de esta actividad, lo que genera baja productividad, por lo que pidió a los legisladores tomar cartas en el asunto.

De la Unión de Armadores, Ricardo Luna solicitó de igual forma a los diputados gestionar 400 millones de pesos para activar la flota camaronera del país. “Necesitamos un apoyo emergente para garantizar el empleo de aquí a diciembre, les pido todo su apoyo para miles y miles de pescadores”, puntualizó.