Aprobación del PEF 2018 será consistente ante nuevas circunstancias

“El Congreso mexicano aprobará un Presupuesto 2018 con vocación legislativa, destinando recursos suficientes para atender la emergencia, pero sin desatender, temas como seguridad nacional, programas sociales o servicios de salud, ya que ello vulneraría nuestro futuro inmediato”, explicó Jorge Carlos Ramírez Marín.

Ciudad de México (El Diario de Navojoa).- La discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 se realizará mediante un debate consciente de las prioridades nacionales, pero consistente con las nuevas circunstancias derivadas de los sismos recientes. Los grupos parlamentarios atenderán la reconstrucción, pero sin descuidar en absoluto rubros como seguridad, salud, educación y programas de asistencia social.

El presidente del Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, apuntó que existen áreas indeclinables que, de acuerdo con las leyes vigentes en el país, son primordiales y no pueden ser vulneradas bajo ninguna circunstancia.

“El Congreso mexicano aprobará un Presupuesto 2018 con vocación legislativa, destinando recursos suficientes para atender la emergencia, pero sin desatender, temas como seguridad nacional, programas sociales o servicios de salud, ya que ello vulneraría nuestro futuro inmediato”, explicó.

El reto para los diputados de la LXIII Legislatura es reorientar los recursos suficientes para la atención a víctimas y la reconstrucción de las zonas afectadas.

“El compromiso de los legisladores, y su reto inmediato, es aprobar un Presupuesto de Egresos que atienda las demandas de ciudadanos que se encuentran vulnerables a consecuencia de los sismos; pero eso no debe impedir que se sigan destinando recursos suficientes para la atención de otros mexicanos que padecen de pobreza, o algún tipo de rezago social”, subrayó

Expresó su confianza en que se habiliten los mecanismos suficientes para que el destino de los recursos sea vigilado y se tenga una completa certeza de su aplicación.

Es por ello que la supervisión de la reconstrucción debe contener un plan integral que satisfaga las necesidades coyunturales, además de ser reflexivo y sensato.

“Sería una contradicción que al fortalecer de manera automática el Fondo de Reconstrucción se descobijen a programas como Prospera u otros de la misma importancia”.

Puntualizó que al dictaminar las iniciativas del Ejecutivo federal que integran el Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2018, los legisladores deben buscar un correcto equilibrio presupuestario que dé certeza en la consolidación de un panorama con visión de futuro para el siguiente año y los posteriores en el país.