El alcalde de Navojoa y el regalo de bodas

0
1993

Sin Factura

Escribe: Claudio F. Orenday

Corren historias que cuando al todavía presidente municipal de Navojoa, el panista Raúl Augusto Silva Vela, es cuestionado sobre el desorden, el nepotismo y la presunta corrupción que ahoga al gobierno local, Silva Vela señala a sus parientes políticos como los responsables de los desmanes que se cometen a diario hacia el interior de la primera administración panista en la llamada Perla del Mayo.

Las reacciones de quien hoy aspira a convertirse en candidato a diputado federal exhiben primero, que teniendo conocimiento de presuntas irregularidades, no hace nada a pesar de ser la primera autoridad de la Ciudad y segundo, que es un reflejo involuntario de que teniendo conocimiento de que se aparentemente hay conductas punibles, Silva Vela ha sido omiso y le importa muy poco lo que suceda con los recursos públicos que se dispendian en una abultada nómina en donde claramente se notan los abusos del poder.

El alcalde de Navojoa y el regalo de bodas
Se dice que el primer edil de Navojoa, el panista, Raúl Augusto Silva Vela ha señalado al gobierno del Estado “como instigador” de las criticas en su contra. Además, a través de algunos medios se habla de un grupo de periodistas que no ha identificado y que según el alcalde de la Perla del Mayo son “pagados” por el gobierno de Claudia Pavlovich para atacarlo y terminar con la enorme popularidad de la que goza.

Se dice que el todavía primer edil ha dicho en ciertos círculos, que Martín Ruy Sánchez Toledo, alias El Chury, que cobra como secretario del ayuntamiento y que se dedica a la falsa búsqueda de talentos para promoverse como aspirante a la alcaldía en 2018, es el responsable del desorden y sobre quien deberían de caer todas las responsabilidades; Silva parece un remedo de Poncio Pilatos, guardadas todas las proporciones, no acepta su papel como responsable de la comuna, simplemente se lava las manos y se niega a reconocerse como el superior de un cuñado que hace el papel de jefe de gobierno alterno.

Ahora bien, si el médico “de profesión” dice que nada tiene que ver con lo que presuntamente ocurre hacia el interior del ayuntamiento entonces, ¿qué es lo que hace? ¿quién es la autoridad?

Pero, existen también indicios o al menos la sospecha de que el aspirante a legislador federal también podría estar implicado en operaciones no muy claras.

Se ha dicho que el primer edil navojoense también participa del festín de nepotismo. En noviembre de 2016, al llegar a sus primeros catorce meses en el cargo, su hijo Manuel contrajo nupcias con la de nombre Paola Fernanda Gutiérrez Cota, y quien al parecer, ocupa hasta la fecha, el cargo de Subdirectora de Desarrollo Comunitario en el DIF.

De la nuera del alcalde navojoense, se dice, que es prepotente, altanera y soberbia por el trato que da a los ciudadanos que acuden a solicitar apoyo, muy pocas veces trabaja pero, no falla para cobrar su catorcena. Hay en torno a su parienta política un punto oscuro. La gravedad del asunto no es precisamente que la nuera cobre un salario sino otro tema que bien puede implicar otros actos que bien conducirían a revelar conductas que requieran una revisión minuciosa sobre el uso de los recursos públicos.

Es cierto, Silva Vela forma parte de una familia de la que se dice que tiene mucho dinero sin embargo, hay datos curiosos, rumores que en esta, la tierra del dicen, casi siempre tienen mucha certeza.

Silva Vela no solamente permite el nepotismo descarado sino que también pudiera estar ocultando otras cosas como el regalo de bodas que compró de riguroso contado allá en una esquina de la calle Hidalgo; cuatro millones de pesos no se cargan en el bolsillo o la otra supuesta compra por más de un millón y medio de pesos que está a punto de realizar o que ya realizó.

Resulta indudable pues, que el gobierno local vive una serie de irregularidades que parecen estar al margen de las leyes y fuera del Estado de Derecho ¿Corrupción y Nepotismo? Hay mucho más que eso aseguran, pues se da desde el tráfico de influencias, uso de información privilegiada o hasta omisión de la autoridad.

Si como afirma Silva Vela, nada tiene que ver en el entuerto y que es tan inocente como Pepe El Toro, ¿qué espera para actuar o tiene miedo a mancharse?