Advierten que muro dañará relación de Estados Unidos con México

El muro afectaría al programa de colaboración antidrogas con México que comenzó el presidente George W. Bush y que continuó Barack Obama. Gracias a él, su vecino aumentó los patrullajes en su frontera sur para intentar detener el flujo de drogas desde Centroamérica.

0
21

Madrid, España.- El muro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pretende construir en su frontera sur no tendrá ningún efecto positivo en la seguridad del país o en la lucha contra el crimen, será caro y dañará la relación con México, aseveró la institución Brookings.

Los expertos de la institución, un grupo de estudio sin fines de lucro fundado a inicios del siglo XX, destacaron que la magna obra que Trump pretende erigir en la frontera con México a un costo que varía entre 21 mil y 70 mil millones de dólares –según estimaciones extraoficiales-, será también contraproducente para la economía estadounidense.

El estudio señaló que un muro tendrá escaso efecto sobre el flujo migratorio o el tráfico de drogas, además de resultar en sí mismo un desafío por las dificultades orográficas que entraña y la existencia de demandas previas por terrenos que se tendrían que adquirir con las correspondientes compensaciones.

El muro afectaría al programa de colaboración antidrogas con México que comenzó el presidente George W. Bush y que continuó Barack Obama. Gracias a él, su vecino aumentó los patrullajes en su frontera sur para intentar detener el flujo de drogas desde Centroamérica.

De acuerdo con el estudio retomado por Europa Press, dicha cooperación internacional es imprescindible, sin contar con los flujos comerciales que se verían afectados en todas las áreas de intercambio.

Según la institución Brookings, la principal base de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos son aquellos que han permanecido en el país más allá de la fecha de caducidad de sus visados, no aquellos que han cruzado la frontera con México, por lo que un murió poco haría para cambiar esta situación.

El estudio reveló que, según múltiples fuentes, no existen pruebas de que los responsables de un presunto aumento en la criminalidad sean los residentes indocumentados como Trump asegura.

Pese a ello, se ha impuesto por parte de la administración estadunidense una “cacería de indocumentados” con una legislación que con “medidas draconianas” pretende imponer a diversas ciudades condicionamientos para evitar la relajación de las persecuciones.

Citando a la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina, el estudio de Brookings indicó que la migración carece de un impacto significativo en los niveles de empleo de la población local o en sus salarios y señaló en cambio que los trabajos que realizan los indocumentados son los que ningún nativo quiere hacer.

Datos de la institución precisaron que 16 por ciento de la fuerza de trabajo de Estados Unidos está conformada por inmigrantes y son ellos los que plantan las semillas de la nueva generación laboral en el país.

Si el muro hiciera descender ese porcentaje hasta 10 por ciento, el número de trabajadores de mediana edad en Estados Unidos quedaría paralizado durante las próximas décadas en los 175 millones de personas.

Por el otro lado, 16 por ciento incrementaría la fuerza laboral de Estados Unidos en 30 millones de personas más durante los próximos 50 años, con el consiguiente aumento de la productividad.

Además de levantar el muro, el presidente estadunidense amenaza con sacar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que lo liga con México y Canadá, bajo la premisa de que el acuerdo ha impactado en forma negativa en los trabajos estadunidenses en beneficio de sus contrapartes.

Brookings argumenta que, en líneas generales, las ventajas del acuerdo superan el impacto local, al eliminar gravámenes en la mitad de los bienes industriales, así como la eliminación de medidas proteccionista como la exportación de maíz desde Estados Unidos a México.

El abandono del TCLAN a raíz de la separación física que impondría el muro podría eliminar 31 mil trabajos solo en la industria automovilística estadounidense.

La relación comercial entre Estados Unidos y México se eleva a 580 mil millones de dólares, por lo que cualquier interrupción en las comunicaciones -tanto físicas como políticas supondría un duro varapalo para ambas economías, estimó la institución de análisis. (Con información de NOTIMEX)